12 castillos de la Republica Checa más impresionantes

0
40
castillos de la Republica Checa

Los castillos de la República Checa son muy impresionantes, y al visitarlos podrás conocer su historia y arquitectura medieval. Esta pequeña nación centroeuropea alberga más de 1600 castillos y palacios hermosos, que le sorprenderán y lo harán sentir en un verdadero cuento de hadas.

La mayoría de estos palacios y castillos no se encuentran en su capital Praga, sino a las afueras de la capital. A continuación podrá encontrar la lista con los mejores castillos de la República Checa que debe visitar en sus próximas vacaciones.

12 castillos impresionantes de la República Checa

Algunos de los castillos en la República Checa son usados como hoteles o salas de exposiciones, para realizar bodas y eventos. Si tiene pensado viajar al país le recomendamos que visite los 12 mejores castillos de la República Checa.

12. Castillo de Rabí

Castillos de la Republica Checa: Castillo de Rabí

Uno de los castillos de la República Checa que debe visitar es el castillo de Rabi, siendo una de las ruinas más grandes de castillo que podrá encontrar en Bohemia. Fue proclamado Monumento Cultural Nacional en 1978 y está ubicado sobre el río Otava y cerca de las montañas de Sumava.

Después de un devastador incendio en el siglo XIX, el castillo Rabí comenzó a arruinarse, pero es un monumento de arquitectura gótica que vale la pena visitar. La torre residencial sigue siendo una de las características dominantes del castillo desde donde podrá ver la mayoría de Bohemia del suroeste.

11. Castillo de Valtice

Castillo de Valtice

El Castillo de Valtice está considerado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y pertenece al siglo XII. Los interiores del Castillo de Valtice están decorados con estucos, sus paredes y techos están pintados de forma magnífica e impresionante.

Cuenta con una iglesia que lo convierte en uno de los castillos de la República Checa más bellos del país. Al visitar su planta principal podrá disfrutar de su estilo barroco de los propietarios anteriores.

El palacio está rodeado por un jardín inglés que contiene el templo de Diana y otras estructuras neoclásicas. Adicionalmente, el castillo de Valtice cuenta con un teatro al aire libre del siglo XVIII en el complejo del castillo.

10. Castillo de Orlik

Castillo de Orlik

Otro de los castillos de la República Checa que debe visitar es el castillo de Orlik. Es un majestuoso castillo que ha sido el hogar de diferentes reyes bohemios y es un lugar hermoso para toda la familia. También fue el hogar del mariscal de campo Charles Philip, el comandante de los ejércitos aliados contra Napoleón en la batalla de Leipzig.

El castillo de Orlik es una fortaleza que se remonta a la segunda mitad del siglo XIII el cual fue renovado en estilo neogótico en el siglo XIX. En el castillo Orlik usted podrá disfrutar de obras de arte que representan eventos y personalidades de la historia.

Cuenta con habitaciones conservadas de la familia Schwarzenberg y con la colección más grande de rifles de caza en la República Checa. También cuentan con obsequios personales que Napoleón le dio a Carlos Felipe cuando fueron aliados.

Podrá disfrutar de los castillos de la República Checa, y disfrutar de toda la maravilla que tienen.

9. Castillo de Lednice

Castillos de la Republica Checa: Castillo de Lednice

El castillo de Lednice es otro de los castillos de la República Checa que no se puede perder. Es un castillo majestuoso ubicado en el pueblo de Lednice, en el sur de Moravi,a y destaca entre los edificios neogóticos ingleses más espectaculares de Europa.

Tiene el parque más grande de toda la República Checa que le harán sentir que están en un verdadero cuento de hadas. Será una excelente excursión que podrá realizar con toda su familia, donde podrán disfrutar de su asombrosa escalera tallada en una sola pieza de madera.

El castillo cuenta con un estanque, invernaderos y un minarete alto único. Forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1996 y está compuesto por muebles significativos y un papel tapiz chino original con temas naturales.

Visitar los castillos de la República Checa le permitirá recorrer sus maravillosas salas y habitaciones privadas del castillo de Lednice. Este es uno de los castillos más bellos que encontrarás en la República Checa.

Los tours por Europa de Hoteleus que visitan República Checa tienen un día pensado
para que visites el castillo de Lednice.

8. Castillo de Kost

Castillo de Kost

El castillo de Kost es uno de los castillos de la República Checa góticos mejor protegidos, el cual está escondido en un bosque espeso en la región de Cesky Raj. También se le conoce como el castillo de los huesos debido a sus muros gruesos e impenetrables, es un castillo que alberga la mayoría de sus atractivos originales.

El castillo de Kost es un castillo gótico que está ubicado en una colina baja con vistas a los estanques piscícolas de peces que le dan un efecto de fosa. El castillo y sus alrededores merecen ser visitados cuando visite viajar a República Checa.

Se cree que la construcción del castillo de Kost se remonta a 1349. Sufrió algunos trabajos en 1950, pero todavía conserva la mayoría de sus características únicas. Podrá realizar un recorrido por la Torre Blanca trapezoidal que fue construida para minimizar el daño de la cámara y de los misiles medievales.

7. Castillo de Hluboka

Castillo de Hluboka

Entre los castillos de la República Checa populares se encuentra el castillo de Hluboka. Está ubicado en České Budějovice y fue construido en la segunda mitad del siglo XIII. Cuenta con 140 habitaciones iluminadas y 11 grandes torres, que lo convierten en uno de los castillos más imponentes del país.

Las paredes y los techos del castillo en el primer piso están revestidos con madera preciosa con una artesanía y una decoración impresionante. Cuenta con muebles elegantes, donde los más valiosos están decorados con jarrones chinos pintados del siglo XVIII.

Luego de que se renunció al control del castillo, la familia Schwarzenberg tomó posesión del castillo en 1661. El aspecto actual neogótico se basa en el castillo inglés de Windsor y es uno de los castillos más visitados por parejas románticas y amantes de la historia y la arquitectura.

El castillo de Hluboka es uno de los monumentos culturales nacionales que no debe perderse al visitar los castillos de la República Checa. Podrá disfrutar del dormitorio y el vestidor de la princesa Eleonore, la cual está decorada con pinturas de maestros europeos de los siglos XVI al XVIII.

El armario y la sala de lectura también están decorados con dichas pinturas y hermosos candelabros y porcelana de Delft.

Los cristales de ventanas del Renacimiento tardío y su decoración son hermosos y será un recorrido enriquecedor para toda la familia.

6. Castillo de Bouzov

Castillos de la Republica Checa: Castillo de Bouzov

Se encuentra a solo 35 kilómetros de Olomouc y los interiores del castillo están hechos con ricos lienzos y tallas. Fue construido en el siglo XVI y es uno de los más visitados del país. El castillo de Bouzov es uno de los castillos de la República Checa más interesantes que podrá encontrar en todo el país.

Tendrá la oportunidad de disfrutar de un lugar magnífico que lo transportará a los días en que fue sede de los caballeros Teutónicos. El castillo de Bouzov ofrece visitas disfrazadas para que pueda disfrutar de una verdadera aventura que será inolvidable. En un comienzo, esta mansión se construyó como una fortaleza gótica a principios del siglo XVI.

Es un castillo que está completamente equipado y amueblado, podrá subir y visitar la torre de vigilancia y visitar el observatorio y la sala del tribunal. Además, cuenta con una capilla neogótica y un altar gótico que son una parte muy importante del castillo.

Es uno de los castillos de la República Checa que fue construido en estilo romántico por el archiduque Eugenio de los Habsburgo y en los siglos XVI y XVII el castillo se convirtió en sitio residencial.

Toda la familia se podrá deleitar y aprender de la historia del lugar de una forma divertida. Podrá visitar la exposición del sótano dedicada a los dragones de cuentos de hadas de tamaño real y los caballeros que lucharon contra ellos. Es un lugar perfecto para adultos y niños, por eso debe ser incluido en la lista de los mejores castillos de la Republica Checa.

5. Castillo Arzobispal de Kroměříž

Castillo Arzobispal de Kroměříž

El castillo de Kroměříž es uno de los castillos de la República Checa más populares. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998 y es uno de los más pintorescos con hermosos interiores del país. Solía ser la residencia principal de los obispos y desde 1777 arzobispados de Olomouc.

Junto a la residencia principal podrá encontrar un extenso jardín con un zoológico pequeño que será un excelente paseo para niños y adultos. El castillo arzobispal de Kroměříž cuenta con diferentes torres desde donde usted podrá ver los impresionantes paisajes del pueblo de Kroměříž.

4. Castillo de Český Krumlov

Castillo de Český Krumlov

Si desea conocer los mejores castillos de la República Checa, no puede dejar de visitar el popular castillo Český Krumlov. El nombre del castillo significa “Prado escarpado ” y es un reflejo del paisaje. También es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y se encuentra en la magnífica ciudad de Český Krumlov.

El castillo de Český Krumlov se encuentra muy cerca de Praga y es el segundo castillo más grande de la República Checa. El castillo se encuentra ubicado sobre rocas esculpidas por el río Vltava y el arroyo Polečnice. Le permite disfrutar de vistas increíbles de la arquitectura barroca y renacentista de la ciudad laberíntica que está debajo.

El complejo del castillo es uno de los más grandes de Europa Central y el segundo complejo más grande de los castillos de la República Checa. Comprende cuarenta estructuras de edificios con cinco patios y un parque que están repartidos en un área de siete hectáreas.

Es un castillo gótico donde la torre principal presenta una fachada colorida y hermosa que lo convierte en un lugar inolvidable. El jardín barroco del castillo data del siglo XVII y está situado en una pendiente adyacente al castillo.

Adicionalmente, podrá encontrar una gran fuente en cascada con alegorías de piedra de las cuatro estaciones y deidades del agua. Tiene un césped bien cuidado, un teatro giratorio moderno, macizos de flores y setos y un bosque hermoso con un estanque al borde del jardín.

Si quieres saber más información sobre este lugar, visita la página oficial del Castillo de Český Krumlov.

3. Castillo de Devín

Castillos de la Republica Checa: Castillo de Devín

El castillo de Devín está en la lista de los castillos de la República Checa que no puede dejar de visitar. Este es uno de los monumentos más grandes y antiguos de la región de Bohemia y le ofrecerá vistas hermosas y pintorescas. Dicen es la ciudad más grande y la sede administrativa del distrito de Devín.

Entre 1628 y 1932, el castillo de Devín recibió un desfile de invitados famosos, donde estuvo el músico Chopin, que logró imponer su Decin Waltz. En su visita por los castillos de la República Checa podrá disfrutar de las cámaras de los antiguos señores y ver los increíbles paisajes de la ciudad.

Además, podrá disfrutar de la magia del jardín de rosas y podrá pasar una tarde enriquecedora y relajante en este encantador castillo.

2. Castillo de Praga

Castillo de Praga

Praga es la capital de la República Checa y es uno de los lugares más visitados de Europa. En su visita a Praga podrá disfrutar de los castillos más bellos, y que no debes dejar de visitar.

Los turistas quedan impresionados con las edificaciones de Praga y sus castillos medievales, que ofrecen paisajes pintorescos que vale la pena fotografiar.

El castillo de Praga es uno de los lugares más destacados de todo el mundo, y podrá visitarlo en cualquier época del año. Podrá disfrutar de residencias reales, jardines y centros históricos que le ofrecerán un paseo maravilloso durante todo el día.

1. Castillo de Karlstejn

Castillos de la Republica Checa: Castillo de Karlstejn

Al visitar el Castillo de Karlstejn, podrá disfrutar de uno de los castillos de la República Checa más populares. Se encuentra a unos 30 km de la región suroeste de Praga y fue construido por el gobernante checo y emperador romano Carlos IV para almacenar reliquias sagradas, tesoros y las gamas absolutas.

Fue restaurado a su aspecto anterior, lo que lo convierte en uno de los castillos de la República Checa más visitados. Podrá disfrutar de gemas reales del Sacro Imperio Romano Germánico y, además, de una réplica de las gemas reales checas.

Conclusión

Los castillos de la República Checa son una excelente oportunidad para conocer y aprender sobre la historia del país. Con esta lista, usted podrá visitar los mejores palacios y estructuras arquitectónicas más impresionantes de la República Checa.

Existen monumentos y hermosos castillos de la República Checa con jardines y bosques de ensueño que valen la pena visitar. Los castillos medievales son encantadores y son perfectos para adultos y niños, tienen algo para todos.

Si quieres saber los requisitos para viajar a República Checa, te invitamos a leer el siguiente artículo: ¿Cuáles son los requisitos para viajar a República Checa?