Navegando en Cruceros por los Fiordos Canadienses

0
153
cruceros por los fiordos canadienses

Adentrarse en los majestuosos cruceros por los fiordos canadienses es sumergirse en un escenario natural de una belleza inigualable. Canadá, con su inmenso territorio, regala a los viajeros una experiencia sin par que fusiona la imponencia de montañas nevadas, bosques exuberantes y aguas cristalinas. 

Pero este no es solo un viaje geográfico, es un encuentro con la diversidad cultural que define a este país nórdico. ¿Te imaginas surcar estas aguas rodeado de la comodidad de un crucero? Acompáñanos a explorar este rincón del mundo en el que cada curva del fiordo cuenta una historia diferente.

Te llevaremos de la mano sobre las aguas que abrazan la costa canadiense, ofreciéndote una visión única de la grandiosidad natural a través de los cruceros por los fiordos Canadienses. Prepárate para descubrir los encantos de las ciudades que sirven como puertos de escala y la cultura se entrelaza con los paisajes. 

¿Estás listo para emprender un viaje que despierta todos los sentidos y crea recuerdos imborrables? ¡La aventura comienza ya!

EBook Canadá

¡Gratis! eBook de Viajes a Canadá

Descarga eBook con el brochure completo de tours a Canadá y tips.

*Al dar clic en enviar aceptas recibir información de productos, servicios, promociones o recomendaciones por email.

Los fiordos canadienses, Espejos Acuáticos

cruceros por los fiordos canadienses

Los cruceros por los fiordos canadienses permiten conocer estas joyas naturales esculpidas por el poder de los glaciares a lo largo de las costas, transformando paisajes terrestres en obras maestras acuáticas. Estas geniales formaciones geográficas, resultado de un proceso milenario de erosión, brindan un espectáculo visual extraordinario en la provincia de Columbia Británica, donde la cordillera de las Costas despliega su grandeza.

Ubicados en la costa occidental de Canadá, los fiordos se presentan como valles estrechos y profundos que se sumergen en el mar. La presencia de glaciares en el pasado ha dejado una marca indeleble, tallando la tierra y creando un entorno único que combina montañas imponentes, densos bosques y acantilados vertiginosos.

Por ejemplo, la provincia de Columbia Británica posee algunos de los fiordos más renombrados del mundo, ofreciendo a los visitantes una experiencia inmersiva en la magnificencia de la naturaleza.

Uno de los ejemplos más notables es el Fiordo de Howe, que se extiende por más de 80 kilómetros en aguas tranquilas rodeadas de montañas escarpadas y exuberante vegetación. Este escenario pintoresco es propicio para explorar en kayak, navegando entre las apacibles aguas mientras se admiran los deslumbrantes picos que se elevan a ambos lados.

El Fiordo Jervis, otro tesoro escondido en esta región, deslumbra con su serenidad y la diversidad de vida salvaje que alberga. Sus aguas son el hogar de especies marinas, desde orcas majestuosas hasta focas curiosas, proporcionando a los pasajeros que surcan las aguas en los cruceros por los fiordos Canadienses, la oportunidad de ver un ecosistema marino vibrante y saludable.

La travesía en los cruceros por los fiordos Canadienses, no solo brinda vistas paradisíacas, sino también la posibilidad de hacer senderismo a lo largo de las rutas panorámicas que serpentean por las montañas, avistamiento de vida silvestre en embarcaciones especializadas y de mojarse en aguas cristalinas.

Los cruceros por los fiordos Canadienses son un recordatorio de la importancia de preservar y apreciar estos tesoros naturales para las generaciones futuras.

El Encanto Inigualable de los Fiordos Canadienses

cruceros por los fiordos canadienses

Los cruceros por los fiordos Canadienses son la mejor manera de admirar los secretos de un mundo de maravillas naturales, donde las gigantescas montañas convergen con las profundidades misteriosas de las aguas. Canadá, tierra de vastas extensiones, acoge los fiordos más deslumbrantes y visitados del mundo. Desde el legendario fiordo de la Princesa Luisa hasta el impresionante fiordo de Howe Sound, cada uno esculpido con su propia historia de naturaleza a lo largo de los siglos.

– El fiordo de la Princesa Luisa es uno de los más famosos y visitados de Canadá. Tiene una longitud de 40 km y una profundidad de más de 200 metros. Está rodeado de altas cumbres que superan los 2000 metros de altura, cascadas, ríos, lagos, se puede acceder por barco o por avión, y realizar actividades como kayak, senderismo y observación de vida silvestre. En los cruceros por los fiordos Canadienses lo conocerás.

– Otro destino de los cruceros por los fiordos Canadienses es el fiordo de los Caballeros, el más largo de Canadá, con 125 km de longitud. Se encuentra en el norte de la isla de Vancouver en una ruta marítima que conecta el océano Pacífico con el Atlántico. El fiordo de los Caballeros es un lugar ideal para el avistamiento de ballenas, orcas, delfines, focas y águilas. 

– El fiordo de Saguenay es el único fiordo navegable de América del Norte, de 105 km de extensión y una profundidad de 270 metros. Está ubicado en la provincia de Quebec, en el Parque Nacional del Fiordo de Saguenay. Aquí se observan ballenas, belugas, focas y otros animales marinos, pero también es magnífico para practicar senderismo, ciclismo y pesca en sus tranquilas aguas.

– El paso de los cruceros por los fiordos Canadienses recorre el fiordo de Milford Sound, uno de los fiordos más espectaculares y famosos de Canadá. El fiordo de Milford Sound en la isla de Terranova, ostenta 16 km de largo y 400 metros de profundidad. Está en el Parque Nacional Gros Morne rodeado de montañas escarpadas, glaciares, cascadas y bosques. 

– Otra gema escondida en este parque, específicamente en las Montañas Long Range, la sección más septentrional de las Montañas Apalaches, es el fiordo Western Brook Pond. Las paredes del fiordo, con más de 1.200 millones de años de antigüedad, se elevan majestuosamente a más de 650 metros. Es un testigo silencioso de la historia.

– El fiordo de Howe Sound, es el fiordo más cercano a la ciudad de Vancouver, en la provincia de Columbia Británica, y ofrece vistas impresionantes de las montañas de la cordillera de las Costas. El acceso es en carretera o por tren.

Si quieres más información sobre Canadá, te invitamos a leer el siguiente artículo: La Armonía de los Mejores Parques Nacionales en Canadá.

Crucero de 7 noches por la Costa del Sol de Canadá

cruceros por los fiordos canadiensesSi quieres pasar unas vacaciones originales, te recomendamos el crucero de 7 noches por la Costa del Sol de Canadá con Royal Caribbean. A bordo de este crucero conocerás algunos de los lugares más bellos y fascinantes de la costa oeste de Canadá y Alaska en todo su esplendor.

Este es uno de los cruceros por los fiordos Canadienses en Vancouver, pues esta vibrante ciudad es el punto de partida y de llegada del crucero. Aquí disfrutarás de su diversidad cultural, su gastronomía, sus museos y sus parques. No te pierdas el Parque Stanley, el Puente Capilano o el Mercado Público de Granville Island.

Siguiendo esta ruta de cruceros por los fiordos Canadienses llegas a Victoria, la capital de la Columbia Británica que tiene un aire sajón reflejado en su arquitectura, sus jardines y su té de la tarde. Visita el Parlamento, el Castillo de Craigdarroch o los famosos Jardines Butchart, con sus miles de flores de diferentes colores y formas.

Otro punto de este crucero es Nanaimo, la ciudad costera conocida por sus actividades al aire libre, como el kayak, el senderismo o el buceo. Es famosa por su dulce típico, el Nanaimo Bar, un pastel de chocolate, coco y crema. Explora el puerto, el casco antiguo o el Parque Provincial de Newcastle Island.

Prince Rupert es la ciudad portuaria que en los cruceros por los fiordos Canadienses se aprovecha para escudriñar bien. Es la puerta de entrada al norte de la Columbia Británica y a Alaska, hogar  de ballenas, orcas, osos y águilas. Conoce la cultura indígena de la región, visitando el Museo de los Pueblos del Norte o el Centro Cultural Kwinitsa

Durante los cruceros por los fiordos Canadienses, la pintoresca ciudad de Ketchikan tiene su lugar. Es la antigua capital de Alaska con una rica historia ligada a la pesca, la minería y la tala. Es el hogar de la mayor colección de tótems del mundo, situada en el Parque Histórico Nacional Totem Bight o en el Parque Estatal Saxman Totem. Gozarás de las vistas del fiordo de Misty o del arroyo Creek Street, donde antiguamente se ubicaba el barrio rojo.

Paraíso en Altamar por los Fiordos de la Princesa Luisa

cruceros por los fiordos canadienses

El crucero de 10 noches por el Pasaje Interior de Alaska y los Fiordos de la Princesa Luisa con Canada Travel o con Princess Cruises, son inolvidables. Este es uno de los cruceros por los fiordos Canadienses diseñado especialmente para descubrir dos destinos de América del Norte, con paisajes de ensueño, una rica cultura y una variada fauna. 

Los puntos destacados de este crucero son el Pasaje Interior de Alaska, una ruta marítima que bordea la costa de Alaska y que tiene vistas impresionantes de su naturaleza salvaje, sus glaciares, sus islas y sus poblaciones, como Juneau, la capital de Alaska; Skagway, la ciudad de la fiebre del oro, el Parque Histórico Nacional Klondike Gold Rush, el Museo del Ferrocarril de White Pass y Yukon; y Glacier Bay, un parque nacional con los glaciares más grandes y activos del mundo.

Por otra parte están los Fiordos de la Princesa Luisa, una reserva natural con los fiordos más bellos y profundos del mundo, con montañas, bosques y cascadas. Se ubica en la provincia de Columbia Británica, en Canadá, y forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Durante los cruceros por los fiordos Canadienses, podrás navegar por el fiordo de la Princesa Luisa, que tiene una longitud de 40 km y una profundidad de más de 200 metros de espectaculares paisajes, como la cascada Chatterbox, que cae desde 365 metros de altura, o el lago Chilcoot, que tiene un color verde esmeralda. 

Los Fiordos de la Princesa Luisa fueron nombrados así en honor a la princesa Luisa Carolina Alberta, la cuarta hija de la reina Victoria del Reino Unido, que visitó el lugar en 1882 junto con su esposo, el marqués de Lorne, que era el gobernador general de Canadá.

Los Fiordos de la Princesa Luisa son considerados como uno de los lugares más bellos del mundo por su combinación de agua, roca y vegetación. Los escritores y artistas famosos que se han inspirado en su belleza son el novelista James Hilton, que los describió como el «Shangri-La» en su libro «Horizontes perdidos», o el pintor canadiense James MacDonald, que los plasmó en varias de sus obras.

Los Fiordos de la Princesa Luisa son el hábitat de muchas especies de animales, tanto terrestres como marinos. En los cruceros por los fiordos Canadienses verás osos negros, osos grizzly, ciervos, lobos, linces, águilas, halcones, focas, leones marinos, nutrias, delfines, ballenas jorobadas, ballenas asesinas y salmones.

America Tours: Una Travesía de 14 Noches

cruceros por los fiordos canadienses

Otro de los cruceros por los fiordos Canadienses es el que recorre el este de Canadá y Nueva Inglaterra. Se trata del crucero de 14 noches con America Tours. Este crucero te ofrece la oportunidad de explorar una región que combina la belleza natural, la historia colonial y la diversidad cultural. 

De los cruceros por los fiordos Canadienses, este zarpa en Montreal, la segunda ciudad más grande de Canadá y la más poblada de habla francesa. Es una ciudad moderna y vibrante, que conserva su patrimonio europeo y su cultura francófona.

Pero los cruceros por los fiordos Canadienses, y este en particular, te lleva a Quebec, la capital de la provincia de Quebec y la más antigua de Canadá. Es una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que tiene un encanto especial por su arquitectura, sus murallas, sus calles empedradas y su ambiente histórico. Pasea por el castillo de Frontenac, la plaza de Armas, la catedral de Notre-Dame, el barrio del Petit Champlain y las cascadas de Montmorency.

Charlottetown, la capital de la Isla Príncipe Eduardo, es la más pequeña de las provincias canadienses. Es otra parada que los cruceros por los fiordos Canadienses hacen en este recorrido. Es una ciudad tranquila y acogedora, que tiene una gran importancia histórica por ser el lugar donde se firmó la Confederación Canadiense en 1867. Ve al edificio de la Confederación, el parque Victoria, el faro de Brighton y el museo de Ana de las Tejas Verdes, la famosa novela ambientada en la isla. 

Otro punto a destacar es que los cruceros por los fiordos Canadienses hacen una visita a Sydney, la ciudad más grande de la isla de Cape Breton, en la provincia de Nueva Escocia. Tiene una fuerte influencia celta, que se refleja en su música, su danza y su gastronomía. Recorre los impresionantes paisajes de la isla rumbo al centro histórico, el museo de Cape Breton, el fuerte de Louisbourg y el sendero de Cabot.

Halifax, la capital de Nueva Escocia y el principal puerto del Atlántico canadiense, es también un punto estratégico. Es una ciudad que combina la tradición marítima con la modernidad y la cultura. Sus imperdibles son el paseo marítimo, el museo marítimo, el jardín público, la ciudadela y el cementerio de Fairview, donde están enterrados algunos de los pasajeros del Titanic.

Pero este es uno de los cruceros por los fiordos canadienses que toca suelo estadounidense. Como Bar Harbor, una de las más populares de la costa de Maine, Boston, la capital de Massachusetts y una de las más antiguas de Estados Unidos, Newport, una de las más elegantes y sofisticadas de Rhode Island, y Nueva York, la ciudad más grande y famosa de Estados Unidos y del mundo.

De Hollywood a Vancouver con Holland America Line

cruceros por los fiordos canadienses

Seguimos en los cruceros por los fiordos Canadienses y esta vez con un crucero que te lleva desde San Diego a Vancouver, pasando por Los Ángeles, San Francisco, Astoria, Seattle y Victoria. Durante el recorrido con Holland America Line, disfrutarás de las ciudades más emblemáticas de la costa oeste de Estados Unidos y Canadá, así como de los impresionantes paisajes de los fiordos de la Costa del Sol. 

Este es uno de los cruceros por los fiordos Canadienses que visita San Diego, la segunda ciudad más grande de California que tiene un clima cálido y soleado durante todo el año. Aprovecha de conocer Los Ángeles, California, la capital mundial del entretenimiento, Hollywood, Beverly Hills, Santa Mónica y Disneyland. En tu paso por San Francisco, una de las más bellas y cosmopolitas de Estados Unidos, admira su arquitectura, sus colinas, su bahía y su icónico puente Golden Gate. 

El pueblo portuario de Astoria en Oregón donde se rodó la famosa película Free Willy, es otro punto que los cruceros por los fiordos Canadienses alcanzan. Además de Seattle, el principal puerto del Pacífico norte, con su ambiente moderno y vibrante, así como de su riqueza cultural y natural. 

Los cruceros por los fiordos Canadienses llegan a Victoria, capital de la Columbia Británica. Aquí el Castillo de Craigdarroch o los famosos Jardines Butchart, esperan por ti. Y por supuesto la ciudad de Vancouver, una de las más multiculturales de Canadá, por su diversidad, su gastronomía, sus museos, sus parques, las montañas, el océano y el fiordo de Howe Sound. 

Si quieres más información sobre Canadá, te invitamos a leer el siguiente artículo: Paquetes a Vancouver: Turismo Exuberante y Cultural.

Cruceros por los Fiordos Canadienses: Equilibrio Perfecto

cruceros por los fiordos canadienses

Embárcate en una travesía exclusiva en los cruceros por los fiordos canadienses. Cada día promete descubrimientos fascinantes y momentos de asombro, por eso, te invitamos a desatar tu espíritu aventurero y, al mismo tiempo, encontrar la perfecta dosis de relajación. ¿Listo para zarpar hacia una odisea que fusiona la grandiosidad de los paisajes con la comodidad de los cruceros? ¡Acompáñanos y déjate llevar por la aventura!

¿Te has dado cuenta que desde los cruceros por los fiordos Canadienses, se pueden admirar los fiordos más impresionantes del mundo y avistar una gran variedad de animales, tanto terrestres como marinos? Los cruceros por los fiordos canadienses también permiten visitar algunas de las ciudades más representativas de la costa oeste de Canadá y Estados Unidos. Estas ciudades tienen una rica historia, una diversa cultura y una variada gastronomía, lo que al final se traduce en un viaje fascinante.

En los fiordos canadienses practicas deportes tanto en invierno como en verano. Actividades como el esquí, el snowboard, el patinaje, el trineo de perros, la motonieve o el rafting en hielo en las montañas y los glaciares que rodean los fiordos, o kayak, senderismo, el ciclismo, escalada, buceo, y golf en los lagos, los ríos, los bosques y las costas que bordean los fiordos.   

Los cruceros por los fiordos canadienses son para relajarse y mimarse en el barco o en los destinos que se visitan, en servicios como los spas de aguas termales, los masajes con piedras calientes, los saunas o los jacuzzis. Degustar platos típicos de la cocina canadiense, como el salmón ahumado, el jarabe de arce, la tarta de azúcar o el Nanaimo Bar y visitar lugares como los Jardines Butchart, el Parque Nacional de Acadia, el Parque Nacional Le Mauricie o el Parque Nacional Isla Príncipe Eduardo.

En definitiva, en los cruceros por los fiordos Canadienses no hay espacio para el aburrimiento.

Si quieres más información sobre Canadá, te invitamos a leer el siguiente artículo: Deportes de Invierno en Canadá: Nieve que Conquista el Corazón.

Esplendor Todo el Año en los Cruceros por los Fiordos Canadienses

cruceros por los fiordos canadienses

Vive en una experiencia excepcional a bordo de los fascinantes cruceros por los fiordos Canadienses en un viaje por los tesoros naturales que despiertan su esplendor en todas las estaciones del año. No obstante, elegir el momento adecuado para realizar uno de los cruceros por los fiordos Canadienses, puede hacer que tu viaje sea aún más especial. Te presentamos varias sugerencias que te ayudarán en esa decisión que se adapte perfectamente a tus deseos:

Maravillas Climáticas:

Los fiordos canadienses tienen un carácter climático versátil que añade un toque mágico a tu travesía. La temporada ideal para zarpar se extiende de mayo a octubre, cuando el clima se vuelve más generoso y los días soleados son cálidos. 

Sin embargo, prepárate para la posibilidad de lluvias y vientos caprichosos en cualquier momento. ¿Prefieres un toque invernal? La temporada baja, entre noviembre y abril, te regalará paisajes cubiertos de nieve, la danza de la aurora boreal y la ventaja de evitar multitudes.

Demanda y Ofertas Únicas:

Los fiordos canadienses son como un diamante codiciado durante el verano. La alta demanda eleva los precios llenando los puertos y atracciones de entusiastas viajeros. Si buscas la serenidad de menos personas y la oportunidad de ahorrar, considera la temporada baja. Durante estos meses más tranquilos, entre noviembre y abril, los precios son más amigables y hay menos aglomeraciones, permitiéndote explorar a tu propio ritmo. 

El equipaje:

Los fiordos canadienses son un destino que requiere ropa adecuada para el frío, el viento y la lluvia, independientemente de la época del año. Por eso, es importante que lleves ropa de abrigo, impermeable y transpirable, así como accesorios como gafas de sol, gorro, guantes y botas. Te recomendamos la ropa de capas, que te permita adaptarte a los cambios de temperatura. Además, no olvides un traje de baño, por si quieres disfrutar de las piscinas, los spas del barco o de los destinos que visites.  

Así que, ¿cuándo será tu momento perfecto para navegar por los cautivadores fiordos canadienses? La elección es tuya, y cada estación promete revelar una faceta característica de esta sorprendente maravilla. 

A lo largo de este recorrido por las aguas glaciales, hemos explorado no sólo los paisajes impresionantes sino también las vibrantes ciudades que sirven como puertas de entrada a este espectáculo de la madre naturaleza.

Hemos destapado los lugares más emblemáticos como Montreal, Quebec, Vancouver y muchos más. Pero este viaje no solo trata de destinos, sino de historias que se despliegan en las ciudades, de culturas que se entrelazan y de la magia que surge cuando la tierra se encuentra con el mar.

La invitación está lanzada, y los cruceros por los fiordos canadienses esperan para revelar sus secretos. Que este viaje sea el comienzo de tu propia epopeya y la promesa de un pronto regreso.