Casas Grandes Chihuahua: Un Rincón Encantador en el Norte de México.

0
316

Casas Grandes Chihuahua se encuentra situado en el corazón del estado de Chihuahua, en el norte de México. Conocido por su riqueza histórica, paisajes impresionantes y gente amable, este destino turístico es un tesoro escondido que vale la pena descubrir.

Estas estructuras precolombinas, también conocidas como Paquimé, son consideradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y son testimonio de la antigua cultura indígena que habitó la región. Estas construcciones imponentes son un verdadero tesoro arqueológico y ofrecen una visión fascinante de la historia de esta zona.

Esta encantadora población, cuyo nombre en la lengua Tarahumara o Rarámuri significa «Lugar de grandes casonas,» se erige como un testimonio vivo de la historia y la cultura que han dado forma a la región a lo largo de los siglos. Casas Grandes fue nombrada Pueblo Mágico desde 2015, lo que le da un valor agregado como destino turístico.

Situada a escasos tres kilómetros de la ciudad de Nuevo Casas Grandes y rodeada por la enigmática zona arqueológica de Paquimé, esta localidad fusiona la tradición ancestral con la contemporaneidad en una sinfonía de experiencias únicas.

Explora los tesoros que el pueblo viejo de Casas Grandes tiene para ofrecer, desde sus sitios históricos hasta sus vibrantes manifestaciones culturales y la cálida hospitalidad de su gente. Sumérjase con nosotros en el corazón de Casas Grandes y descubra la magia que la hace un destino inolvidable en el norte de México.

Descubre las maravillosas Casas Grandes Chihuahua y viaja a México con nosotros.

EBook Tren Chepe

¡Gratis! eBook de Viajes al Tren Chepe

Descarga eBook con el brochure completo de viajes al tren Chepe y tips.

*Al dar clic en enviar aceptas recibir información de productos, servicios, promociones o recomendaciones por email.

El origen de Casas Grandes Chihuahua

Creel pueblo magico: origen de Casas Grandes Chihuahua

La historia de Casas Grandes, ubicado en Chihuahua, México, es rica y variada. Se cree que la región fue un asentamiento de los indios nahuas durante su migración desde el norte de América hacia el centro de México en busca de mejores condiciones de vida. Es importante señalar que aunque los aztecas eran nahuas, no todos los nahuas eran aztecas. Se dice que aún existen algunas ruinas cerca de la cabecera municipal que datan de la estadía de los nahuas en la zona.

Además de los nahuas, la región de Casas Grandes Chihuahua también fue habitada por indios Jovas y Apaches, lo que contribuyó a la diversidad cultural de la zona.

En el siglo XVIII, el pueblo de Casas Grandes se convirtió en el primer y más importante centro de autoridad en la región, con el grado de Alcaldía Mayor. Con el tiempo, la población quedó subordinada al presidio de San Buenaventura, lo que refleja la importancia estratégica de la región en ese período.

Alrededor de 1820, la comarca de Casas Grandes adquirió la categoría de municipio, un estatus que ha mantenido hasta la fecha. Esto marcó un hito en la historia de la localidad, ya que se convirtió en una entidad política autónoma dentro del estado de Chihuahua.

A lo largo de los años, Casas Grandes Chihuahua ha experimentado cambios significativos en su desarrollo económico, social y cultural, pero su historia como un punto de encuentro de diferentes grupos indígenas y su importancia como municipio han dejado una huella duradera en la identidad de la región.

5 Atracciones Populares en Casas Grandes: Que ver.

Esta pintoresca región ofrece una gran variedad de atracciones que cautivarán a cualquier visitante. Desde sitios arqueológicos hasta bellezas naturales, hay algo para todos. A continuación, exploraremos algunas de las atracciones imperdibles en Casas Grandes Chihuahua:

1. Explorando la Cueva de la Olla

Cuava de la Olla

La Cueva de la Olla, en Casas Grandes Chihuahua, es un tesoro arqueológico que guarda los secretos de antiguas civilizaciones que habitaron esta región. Este sitio se encuentra resguardado por las rocas y el tiempo en el abrigo natural de una cueva. Su nombre evoca imágenes de misterio y maravilla, ya que presenta una estructura redondeada que se asemeja a una olla gigante.

Dentro de esta «olla» se encuentra un cuexomate o granero de dimensiones impresionantes, cuya forma nos recuerda a una inmensa vasija ancestral. Estos graneros similares se han encontrado dispersos en varias cuevas de la majestuosa Sierra Madre Occidental. Pero lo que hace que la Cueva de la Olla sea verdaderamente fascinante es su historia de ocupación que se extiende a lo largo de milenios.

En este lugar, grupos humanos antiguos se establecieron hace miles de años, alrededor del 5500 a.C., y utilizaron una variedad ancestral de maíz para su subsistencia. La necesidad de enfrentar los rigores del crudo invierno llevó a la construcción de este granero, que todavía se alza en pie, aunque marcado por el paso del tiempo y la historia.

Visitar la Cueva de la Olla es un viaje en el tiempo hacia las raíces de la humanidad en Casas Grandes Chihuahua. Para llegar allí, se debe tomar el camino desde Casas Grandes Chihuahua hacia la Colonia Juárez, continuando hasta el ejido Ignacio Zaragoza. Este camino de terracería, con tramos de una sola vía, nos conduce hacia un tesoro arqueológico único.

Al llegar al ejido, recorremos dos kilómetros hasta el rancho Casa Blanca, y luego avanzamos un kilómetro más para llegar a la zona arqueológica. Este sitio es uno de los más antiguos en el estado de Chihuahua y en toda la República Mexicana, y se encuentra a escasos 400 metros de la igualmente impresionante Cueva de la Golondrina.

Ambos lugares nos hablan de las antiguas huellas que dejaron nuestros ancestros en esta tierra, un testimonio perdurable de la riqueza histórica y cultural de la región.

2. Juan Mata Ortiz: Un tesoro escondido

Creel pueblo magico: Mata Ortiz

Juan Mata Ortiz, una pequeña localidad en Casas Grandes Chihuahua, emerge como un tesoro cultural y artístico en medio de la belleza natural de la región.

El nombre de la localidad rinde homenaje a Juan Mata Ortiz, un valiente soldado chihuahuense del siglo XIX que se distinguió en la lucha contra las tribus apaches que habitaban la región.

Sin embargo, lo que realmente distingue a Juan Mata Ortiz es su rica tradición cerámica. Los habitantes de esta localidad han desarrollado una habilidad excepcional para la creación de cerámica de alta calidad. Sus artesanos han revivido antiguas técnicas de alfarería que se remontan a las culturas prehispánicas de la región, y han fusionado estas técnicas con su propia creatividad y visión artística.

El resultado es una cerámica única en su género, conocida por su delicadeza, belleza y sofisticación. Cada pieza es una obra de arte en sí misma, con intrincados diseños, colores vibrantes y una artesanía que refleja la pasión y la destreza de los artistas locales. Los ceramistas de Juan Mata Ortiz han logrado trascender las fronteras de México y su cerámica se exhibe en galerías y museos de todo el mundo.

3. El misterio de las Ruinas de Paquimé

Creel pueblo Magico: Paquimé

Paquimé, un tesoro arqueológico ubicado en Casas Grandes Chihuahua, es un testimonio fascinante de la antigua Cultura de Paquimé, un legado que perdura en el tiempo y en la memoria de la humanidad.

Este sitio arqueológico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998, es un recordatorio vivo de una civilización antigua que floreció en esta región hace siglos. Paquimé es un testigo silencioso de la grandeza de una cultura que construyó estructuras intrincadas, creó cerámica exquisita y desarrolló una sociedad compleja en armonía con su entorno.

El corazón de Paquimé está formado por sus imponentes estructuras, que se alzan como monumentos a la ingeniería y la creatividad humanas. Sus edificios, diseñados con precisión y construidos con habilidad, cuentan la historia de una comunidad que prosperó aquí. La cerámica encontrada en este lugar es una maravilla artística, con diseños y técnicas que reflejan la destreza y la visión de sus artesanos.

Pero Paquimé es más que piedra y cerámica; es un vínculo tangible con el pasado, un portal que nos transporta a una época en la que las culturas nativas de esta región se conectaban y comerciaban con otras civilizaciones distantes. Las rutas comerciales que atravesaban esta tierra eran un punto de encuentro de intercambio cultural y económico.

El paisaje que rodea a Paquimé es igualmente impresionante. La aridez del desierto y la belleza de la Sierra Madre Occidental proporcionan el telón de fondo perfecto para este antiguo enclave. La naturaleza y la historia se entrelazan en esta tierra, creando una experiencia única para quienes la visitan.

Si quieres más información sobre México, te invitamos a leer el siguiente artículo: Explorando la Belleza Natural de la Sierra Taraumara: Un Destino Imprescindible en México.

4. Museo de las Culturas del Norte

Museo de las Culturas del Norte

El Museo de las Culturas del Norte, un verdadero tesoro cultural, es mucho más que un simple edificio; es una obra maestra de la arquitectura en Casas Grandes Chihuahua que rinde homenaje a la rica herencia de la región.

Concebido por el talentoso arquitecto Mario Schjetnan y abierto al público el 26 de febrero de 1996, este museo es una joya que se yergue en el paisaje como un monumento al pasado y al presente de las culturas del norte de México.

El diseño del museo es un homenaje al montículo ceremonial de Paquimé, una estructura ancestral que guarda secretos milenarios. La planta circular del museo evoca la esencia de la cultura que lo inspira, mientras que sus amplios patios interiores y extensos ventanales se abren al paisaje desértico que lo rodea, conectando el arte y la arquitectura con la naturaleza.

El Museo de las Culturas del Norte no solo es un testimonio visual de la grandeza de la cultura de Paquimé, sino que también es un reconocimiento a la contemporaneidad y a la creatividad que sigue viva en la región. Su diseño, con tonalidades y texturas que se integran de manera armoniosa al entorno desértico, es un testimonio de cómo el arte y la arquitectura pueden dialogar con la naturaleza y la historia.

El Museo de las Culturas del Norte es un lugar donde la historia y la modernidad se funden en una experiencia única. Es un tributo a la herencia cultural de la región y un testimonio de cómo la arquitectura puede ser una manifestación artística que celebra el pasado y el presente de una comunidad. Visitar este museo es sumergirse en un mundo de creatividad y contemplación, donde la arquitectura y la cultura se abrazan en un abrazo eterno.

Si quieres saber más información visita la página oficial de el Museo de las Culturas del Norte.

5. El Arroyo de los Monos

El Arroyo de los Monos

El Arroyo de los Monos, un enigmático tesoro arqueológico ubicado en las tierras ancestrales de Casas Grandes, Chihuahua, se erige como un singular testimonio de la rica herencia cultural de México. Este sitio, aunque poco conocido, alberga un invaluable legado que fusiona paisajes de belleza sobrecogedora con una riqueza arqueológica incomparable.

Enclavado en la majestuosidad de la región, este rincón histórico revela grabados rupestres que datan de las culturas Mogollón y Ocán. Estas manifestaciones artísticas en las rocas se despliegan como un lienzo antiguo que nos transporta a un pasado en el que figuras humanas, animales magníficos y escenas de cacería eran la expresión de una civilización en armonía con su entorno.

El Arroyo de los Monos es más que un lugar de misterio arqueológico; es un testimonio de la habilidad artística y la complejidad cultural de los antiguos habitantes de esta región. Cada petroglifo representa una ventana al pasado, un vínculo con las raíces de nuestra historia que trasciende el tiempo y nos conecta con los orígenes de nuestra identidad mexicana.

Conclusión

Casas Grandes Chihuahua es un lugar de profunda riqueza histórica, cultural y natural en el norte de México. Desde sus misteriosas estructuras arqueológicas, como las de Paquimé, hasta la calidez de su gente y la belleza de su paisaje desértico, esta región encierra tesoros que merecen ser explorados y valorados.

La historia de Casas Grandes es un testimonio de la creatividad humana y la adaptación al entorno, mientras que su patrimonio cultural continúa enriqueciendo la diversidad de México. A medida que esta zona evoluciona y se desarrolla, es esencial preservar y compartir su legado para las generaciones futuras, para que puedan seguir maravillándose con la grandeza de Casas Grandes Chihuahua.

Si quieres más información sobre México, te invitamos a leer el siguiente artículo: Descubriendo a Creel Pueblo Magico: Entre Tradiciones Ancestrales y Belleza Natural.