Viajar en Otoño a República Checa

0
334
Viajar en otoño a República Checa

Viajar en otoño a República Checa es una excelente opción, porque podrá disfrutar de un clima fresco y soleado para realizar actividades al aire libre. Es una época perfecta donde el clima no estará muy frío ni demasiado caluroso, y disfrutaras de los colores otoñales característicos de estas fechas.

En octubre, los árboles se volverán de tonos amarillo dorado, mezclados con rojo intenso y naranjas brillantes que vale la pena fotografiar. La época otoñal le permitirá disfrutar de vistas panorámicas inigualables y pintorescas como salidas en un cuento de hadas.

A continuación podrá encontrar las principales razones para viajar en otoño a República Checa donde disfrutará de lugares increíbles y cervezas deliciosas.

Razones para visitar en otoño la República Checa

Viajar en otoño a República Checa le permitirá explorar los lugares de interés con un clima fresco para caminar, podrá estar al aire libre sin el calor del verano y sin el frío intenso del invierno. La República Checa es un país de Europa Central que permite conectar con otros destinos turísticos populares para los viajeros.

La República Checa está llena de lugares hermosos para explorar en cualquier temporada del año, pero si viaja en octubre, disfrutará de todo el encanto otoñal. Las principales razones para visitar la República Checa en otoño son:

11. El clima de la República Checa es fresco

Viajar en otoño a República Checa: Clima fresco

Una de las razones para viajar en otoño a República Checa es su excelente clima. Las temperaturas en Praga a finales de septiembre y principios de Octubre oscilan entre los 50 y 60 grados, y la lluvias es relativamente baja. Por eso, es una temporada perfecta para realizar turismo en las principales ciudades checas.

El follaje de otoño es vibrante y combinado con el cielo azul le ofrecerán un paisaje único y pintoresco que vale la pena fotografiar. No olvide de empacar un abrigo, paraguas, botas y suéteres para caminar comodante cuando el clima se ponga más frío durante la noche.

EBook Europa

¡Gratis! eBook de Viajes a Europa

Descarga eBook con el brochure completo de viajes a Europa y tips.

*Al dar clic en enviar aceptas recibir información de productos, servicios, promociones o recomendaciones por email.

10. Los vuelos a la República Checa son más baratos en otoño

Boletos aereos baratos

Otra de las razones para viajar en otoño a República Checa es que podrá encontrar excelentes ofertas en vuelos y alojamientos. A finales de septiembre, podrá encontrar vuelos económicos que le permitirán conocer y explorar los principales lugares checos de interés turísticos.

En otoño, todos los precios comienzan a bajar y usted podrá viajar cómodamente con un presupuesto ajustado.

9. Hermosos colores de otoño

Colores de otoño

La temporada de otoño en Europa le ofrece hermosos colores donde las hojas de los árboles se tornan doradas con tonos naranja, rojo intenso y ocre. Si decide viajar en otoño a República Checa disfrutar de bosques y parques con colores que se volverán un paisaje impresionante y único que vale la pena observar.

En su itinerario de viaje, es importante que incluya atracciones al aire libre donde pueda disfrutar de la temporada de otoño con sus vistas pintorescas. La República Checa en octubre es un verdadero cuento de hadas digno para tomar impresionantes fotos para el recuerdo.

Es imposible que pueda sacar malas fotos al viajar en otoño a República Checa, estará muy emocionado con los paisajes urbanos históricos y el colorido follaje otoñal.

8. Reserve una estancia de spa en la región de Moravia

Viajar en otoño a República Checa: Vino

Moravia es conocida como la región del vino, y es una excelente opción para viajar en otoño a República Checa. Es una ciudad que alberga los mejores spas y balnearios de la República Checa, donde podrá relajarse y degustar del mejor vino del país.

Podrá disfrutar de una combinación de tratamiento reparador y experiencias históricas que le permitirán disfrutar de un viaje inolvidable. El spa de cerveza en Slavičín es una excelente opción para disfrutar de una excursión otoñal perfecta para adultos.

En Vlachovice, en la villa de Josef Bratmann en Valašské Klobouky podrá disfrutar del estilo Art Nouveau, y también es una excursión de un día perfecto durante un retiro de spa. Al viajar en otoño a República Checa siempre encontrará estadías de spas en República Checa muy asequibles, y hermosas para relajarse, divertirse y tomar mucha cerveza o vino.

7. Visitar el Museo de la Cervecería en Plzeň

Museo de la Cervecería en Plzeň

Plzeň es la cuarta ciudad más grande de la República Checa y es famosa por la cervecería Pilsner Urquell y su cerveza Pilsner Lager. El Museo de la Cervecería en Pilsen es una excelente parada al viajar en otoño a República Checa.

Podrá reservar un recorrido por el museo y además, desde el museo podrá ingresar al misterioso subterráneo histórico de Plzeň, donde hay pasillos y sótanos para la producción de cerveza, almacenamiento de alimentos y más. Es un lugar que se utiliza desde el siglo XIV como sistema de defensa de la ciudad.

Disfrutará de una exposición divertida e instructiva que le permitirá conocer los procesos de fabricación, métodos de servir y secretos de producción. Sin duda, no puede dejar de visitar el Museo de la Cervecería en Pilsen al viajar en otoño a República Checa.

Los tours por Europa de Hoteleus que visitan República Checa tienen un día pensado
para que visites el Museo de la Cervecería en Pilsen.

6. La República Checa estará menos concurrida en otoño

República Checa menos concurrida

Praga, la capital de la República Checa se ha convertido en un destino turístico muy popular y puede ser una ciudad muy concurrida en los meses de primavera y verano. Al viajar en otoño a República Checa usted podrá caminar y explorar los lugares de interés sin tanta aglomeración.

Si desea evitar las multitudes, planifique su itinerario de viaje para finales de septiembre o para el mes de octubre. Además de pasear cómodamente, podrá ahorrar dinero en boletos, alojamiento y comida.

5. Visite los castillos más populares de la República Checa en otoño

Viajar en otoño a República Checa: castillos más populares de la República Checa

Algunos de los castillos checos, especialmente las ruinas, terminan los recorridos en esta temporada del año. Por eso, viajar en otoño a República Checa es una excelente oportunidad para conocer estos hermosos monumentos medievales.

La República Checa es uno de los países europeos que alberga la mayor cantidad de castillos con hermosos paisajes y jardines. El castillo de Český Šternberk es un castillo bohemio ubicado en el lado oeste del río Sázava en la Región de Bohemia Central.

Es un castillo de mediados del siglo XIII con un estilo gótico que se ha vuelto un destino turístico muy popular por su arquitectura y patrimonio histórico.

Křivoklát es otro de los castillos medievales más antiguos de la República Checa y también se encuentra en la Región de Bohemia Central. Desde 1965, el castillo está protegido como monumento cultural y es un lugar abierto al público ideal para explorar al viajar en otoño a República Checa.

Tanto Křivoklát como el castillo de Český Šternberk ofrecen eventos especiales, donde también podrá disfrutar de un espeluznante recorrido nocturno a la luz de las velas por Bouzov que se extiende hasta el 30 de octubre. Adicionalmente, podrá despedirse de las ruinas del Castillo de Trosky, ubicado en la región de Liberec.

El Castillo de Trosky es un castillo gótico del siglo XIV donde podrá disfrutar de sus 2 torres ubicadas sobre rocas talladas en Bohemia. Es uno de los hitos históricos populares que no se puede dejar de visitar al viajar en otoño a República Checa.

Por lo general, los últimos recorridos por las ruinas del castillo Trosky se llevan a cabo del 27 al 31 de octubre de cada año. Otros castillos que también podrá visitar en otoño son el Castillo de Praga, el Castillo de Karlstejn, castillo de Kynžvart, Czech Krumlov y el Castillo de Hluboká.

Si quieres conocer más sobre la República Checa, te invitamos a leer el siguiente artículo: 8 Lugares Económicos de República Checa.

4. Los hoteles en la República Checa son más baratos

Hoteles

Si desea viajar sin salirse de su presupuesto limitado, deberá viajar en otoño a República Checa. Otoño es temporada baja y le permitirá encontrar hoteles económicos tanto en Praga como en las principales ciudades checas. Es una forma de viajar, ahorrar dinero y conocer lugares hermosos y pintorescos llenos de magia.

Encontrará habitaciones y alojamientos más baratos en comparación con los meses de verano, donde todo suele ser más costoso.

En la República Checa podrá encontrar diferentes hoteles dependiendo de su perfil de viajero y sus necesidades. Hay hoteles elegantes, Airbnb, hostales y muchas opciones de alojamiento en la República Checa que siempre se adaptarán a su presupuesto.

3. Visite la ruta de senderismo más nueva de la República Checa

ruta de senderismo

Al viajar en otoño a República Checa tendrá la oportunidad de conocer la nueva ruta de senderismo llamada Sendero de Gunther. Conecta la región de Plzeň con la Baja Baviera en Alemania y es una ruta perfecta para caminar y disfrutar de la naturaleza en esta temporada del año.

Es una ruta de 162 kilómetros y consta de nueve etapas, podrá encontrar mapas, un programa educativo y una aplicación móvil sobre la nueva ruta. Es una forma de aprender sobre la historia de Bohemia y de localidades relacionadas con la vida de Gunther.

Si es entusiasta de las actividades al aire libre, debe saber que el senderismo es una práctica que se realiza mejor a principios del otoño. Viajar en otoño a República Checa le permitirá respirar aire fresco y ver paisajes increíbles con el color característico de otoño. La Suiza bohemia es una de las regiones más famosas de la República Checa para realizar senderismo.

2. Disfrute de festivales importantes de otoño

Viajar en otoño a República Checa: Festivales importantes de otoño

Viajar en otoño a República Checa le permitirá disfrutar de increíbles festivales de la temporada, como son el festival de calabazas. Otoño es la época de las calabazas, y las cosechas y se podrá disfrutar de muchos eventos de otoño en toda Europa Central.

Cuando planifique su viaje puede buscar los festivales, y los eventos que sucederán en República Checa en otoño para que pueda tener una mejor experiencia.

Podrá asistir a un festival de cosecha donde podrá conectarse con lugareños, probar jugo de calabaza y mucho más. También podrá asistir a diferentes festivales de música en República Checa como lo es el Festival de Jazz AghaRTA y Strings of Autumn.

Para saber más del festival, visita la página oficial del Festival de Jazz AghaRTA.

Los festivales de música de otoño son muy relajantes y elegantes en comparación con los festivales de música en el verano. El Festival de Jazz AghaRTA le permitirá disfrutar de música hermosa y pasar un momento diferente con lugareños y extranjeros.

Viajar en otoño a República Checa le permitirá conocer y disfrutar de las especialidades locales y poder comprar artesanía local muy hermosa y económica.

1. Disfrute de la gastronomía checa

Viajar en otoño a República Checa: Viajar en otoño a República Checa: Clima fresco

La comida checa es muy deliciosa, y vale la pena probar algunos platos típicos al viajar en otoño a República Checa. Es una comida única, sustanciosa y asequible, tienen comida y dulces típicos para chuparse los dedos.

Además, podrá disfrutar de la deliciosa comida con abundante cerveza local y tener una experiencia de viaje muy divertida. En otoño el clima es fresco y podrá disfrutar de un codillo de cerdo carnoso con albóndigas y chucrut que será la combinación perfecta.

Entre las delicias checas que no puede dejar de probar al viajar en otoño a República Checa son:

  • Knedliky: Es un pan que acompaña a muchos platos checos y es muy rico. El knedliky es una especie de albóndiga saludable con la que se podrá comer salsas y sopas al viajar en otoño a República Checa.
  • Goulash: Es un estofado de cerdo muy popular en la comida checa que en otoño podrá comerlo con carne de jabalí o res.
  • Zelňačka o Sopa de chucrut: Es otro plato típico de la República Checa que lleva crema agria, salchichas ahumadas, papas y champiñones.
  • Sopa de ajo: Česnečka es una sopa de ajo cubierta con huevo crudo y es muy popular en el país.

La comida checa es muy variada y aunque en su mayoría son elaboradas a base de carne, también podrá encontrar platos checos para vegetarianos. Recuerde agregar una deliciosa cerveza a su comida checa y siéntase en un verdadero paraíso gastronómico.

Conclusión

Con esta lista usted encontrará algunas de las principales razones para viajar en otoño a República Checa. Este es un país muy hermoso popular por su arquitectura, historia y cultura, tiene mucho que ofrecer y es visitado por turistas de todas partes del mundo.

La República Checa está llena de castillos, ciudades pintorescas, increíbles paisajes y una gastronomía única que de seguro lo enamorarán. Viajar en otoño a República Checa será una excelente oportunidad para conocer las ciudades medievales y encontrar ofertas en alojamiento y boletos aéreos.