Los 10 Mejores Destinos para Viajar en Invierno a Alemania.

0
39
viajar en invierno a Alemania

Viajar en invierno a Alemania es casi como viajar en temporada alta, ya que el país Germano se embellece y de qué manera durante esta época. Y es que el invierno alemán es perfecto para disfrutar de unas vacaciones de ensueño esquiando por los Alpes bávaros, dando una escapada por sus densos bosques o contemplando sus impresionantes castillos bajo el manto de la nieve.

A diferencia de otros países en Europa, el invierno en Alemania hace que muchas de sus regiones y ciudades más importantes cobren vida. La época de invierno oficialmente comienza a mediados de diciembre y se extiende hasta casi finales del mes de marzo, siendo los meses más fríos diciembre, enero y febrero. En estos meses, en algunas de sus ciudades las temperaturas pueden disminuir fácilmente bajo los 0 °C.

Con todo, durante la época invernal en el país se realiza todo tipo de actividades, festivales y deportes de invierno, siendo una oportunidad única para vivir experiencias que no son posibles en otras temporadas del año. Lo mejor, es que la afluencia de turistas en las ciudades más importantes es mucho menor, con precios más razonables y con los servicios a tope, especialmente en los meses de diciembre y enero.

Pero, ¿cuáles son los mejores destinos para viajar en invierno a Alemania? A continuación, te mostraremos las mejores ciudades y lugares turísticos para visitar durante la época invernal, perfectos para una escapada de fin de semana o unas vacaciones más prolongadas.

Puedes disfrutar de la temporada de invierno en Alemania al apuntarte en uno de nuestros tours por Alemania y Europa. Accede al enlace para más detalles: Mejores Tours por Europa.

Mejores Destinos para Viajar en Invierno a Alemania.

viajar en invierno a Alemania

En Alemania podrás encontrar ciudades y sitios espectaculares que bien vale la pena visitar durante el invierno. Aunque el encanto de estas ciudades, regiones y lugares no sólo depende del invierno, en realidad, es una época magnífica para disfrutar de las bellezas naturales del país. Las ciudades y zonas turísticas más recomendadas son las siguientes…

  1. Partnachklamm.

viajar en invierno a Alemania

Partnachklamm es de esos lugares que no puedes dejar de visitar al viajar en invierno a Alemania. A este lugar se le conoce mayormente como Partnach Gorge, y no es apto para personas con vértigo. La razón, es que se trata de un sorprendente y vertiginoso desfiladero oscuro, muy húmedo y sobre todo extremadamente frío en la época invernal.

Eso sí, su belleza es asombrosa, ya que especialmente en el invierno este sitio literalmente se transforma en un lugar con unas formaciones de hielo y nieve que te dejará maravillado(a). A pesar de que el desfiladero discurre por un lugar señalizado y protegido, siempre es importante mantenerse lo más lejos posible del borde del camino, sobre todo si ha helado o está nevando.

Podrás realizar la ruta por el Partnachklamm a una elevación de 369 metros con el manto de la nieve a tu alrededor. Para conocer este lugar, deberás desplazarte hasta Baviera, en la zona sur de Alemania, bastante cerca de la ciudad Garmisch-Partenkirchen. Justo allí podrás vivir la experiencia de discurrir por el sendero en la famosa Garganta de Partnach, ideal para los más aventureros.

  1. Zugspitze.

viajar en invierno a Alemania

También en Baviera, hacia la zona sur de Garmisch-Partenkirchen, encontrarás la montaña más alta de Alemania: el Zugspitze. Este pico alcanza una altura de 2.962 metros y es de las bellezas naturales más visitadas al viajar en invierno a Alemania.

En los alrededores del pico Zugspitze, se pueden apreciar muchísimas otras montañas de menos tamaño, donde cientos de miles de personas año tras año viajan para disfrutar de los paisajes y practicar todo tipo de deportes de invierno.

Si quieres practicar estos deportes en un entorno natural inmejorable, debes visitar Zugspitze, el lugar propicio para hacer snowboard, esquiar, andar en trineo, dar paseos en raquetas de nieve, realizar esquí de fondo y practicar senderismo contemplando el paisaje nevado.

Si los deportes de invierno no es lo tuyo, no te preocupes, ya que el solo sentarte en el chalet contemplando los paisajes y degustando la gastronomía local, es razón más que suficiente para disfrutar el Zugspitze y sus alrededores.

Viajar a Alemania y Europa es toda una experiencia en cualquier época del año. Pero si eres amante del frio, te invitamos a descubrir las ciudades más recomendadas para viajar a Europa en la temporada de invierno: Viajar en Invierno a Europa.

  1. Dresde.

viajar en invierno a Alemania

Una de las ciudades ideales para viajar en invierno Alemania es Dresde. Esta ciudad se encuentra hacia la zona este del país, en la capital del estado de Sajonia. Durante la temporada invernal, la nieve cubre sus principales edificaciones y monumentos, regalando un paisaje increíble.

Visitar Dresde en invierno es también probar el delicioso Stollen. Este pastel se puede comprar en todo el país, pero no hay nada como probarlo en su ciudad natal en la época donde más se consume. Particularmente en el mes de diciembre y enero la ciudad está llena de luces, siendo el momento perfecto para recorrer el barrio Kunsthofpassage, admirar el Palacio Zwinger o contemplar el mural de porcelana más grande del planeta: El Fürstenzug.

  1. The Allgäu.

viajar en invierno a Alemania

Allgäu, que en castellano es Algovia, es una hermosa región de Alemania donde se afirma que viven las personas más felices en el planeta. Más allá de esta afirmación, lo cierto es que en Allgäu el invierno es una pasada, con miles de turistas que desean disfrutar de los Altos Alpes de Allgaú y practicar actividades en la nieve contemplando paisajes de increíble belleza.

De hecho, en esta región tendrás nada más y nada menos que unos 500 kilómetros de pistas de esquí para practicar este deporte u otros como el snowboard, esquí de fondo y mucho más.

The Allgäu se ubica hacia la parte sureste de Alemania, y además de la belleza natural del lugar, se suma como parte importante de su atractivo turístico sus encantadores pueblos. Entre los más recomendados a visitar en la época de invierno son los pueblos de Oberstaufen y Oberstdorf.

  1. Baiersbronn.

viajar en invierno a Alemania

Baiersbronn es uno de los lugares predilectos en Alemania para practicar deportes de invierno. Especialmente en el conocido Bosque Negro de Baiersbronn se vive el invierno con gran intensidad.

En este bello espacio verás paisajes preciosos y tendrás la oportunidad de practicar senderismo en los cientos de rutas disponibles. De hecho, esos senderos son ideales para practicar esquí, esquí de fondo, snowboard o simplemente dar un paseo en familia apreciando la belleza del lugar. Por otra parte, el área cuenta con excelentes servicios, siendo un sitio perfecto para degustar la gastronomía local en cualquiera de los tres restaurantes con estrella Michelín que se encuentran en esta región.

Practicar senderismo o deportes de invierno son solo algunos de los deportes predilectos por los turistas. No obstante, vale la pena apartar un tiempo para dar una visita al lago Sankenbachsee y dejarte maravillar por su precioso entorno nevado.

Para realizar estas actividades y contemplar la increíble belleza del invierno alemán, es necesario asegurarnos de contar con los requisitos actualizados para viajar a Europa. Obtén más información en el siguiente enlace oficial: Etias Europa.

  1. El Harz.

viajar en invierno a Alemania

La zona norte de Alemania alberga una región preciosa con montañas increíbles. Se trata de Harz, un lugar que aunque podemos visitarlo en cualquier época del año, en el invierno cobra aún más vida.

Las bellezas naturales en la región de El Harz cautivan a sus visitantes, lo mismo que sus pueblos encantadores. Es muy aconsejable visitar en invierno pueblos como Quedlinburg, Wernigerode o Nordhausen que se conectan por una ruta en tren de vapor llamada Harzer Schmalspurbahnen. Hacer esta ruta en invierno te dejará totalmente maravillado(a), al admirar las montañas nevadas y los árboles bajo el blanco de la nieve.

Desde luego, no se trata de un tren turístico, ya que el propósito principal del trayecto es ayudar a los locales a desplazarse. Pero ya que estas en el lugar simplemente no puedes dejar pasar la oportunidad. Una de las montañas más visitadas por turistas y locales en el Brocken. Es la montaña más alta de la localidad, con 1141 metros de altura, y en la que podrás disfrutar de algunos de sus senderos habilitados en el invierno.

Para los más aventureros hay una propuesta fantástica. En el invierno tienes la oportunidad de caminar por la Cueva de Barbarroja, una increíble belleza natural, que tiene una antigüedad aproximada de 200,000 años. Está ubicada hacia la zona norte de Turingia, específicamente en el Geoparque Nacional Kyffhäuser en las montañas de Harz.

  1. Heidelberg.

viajar en invierno a Alemania

Heidelberg es de esos destinos para viajar en invierno a Alemania que nunca decepciona. Sin importar la época del año en que visites Heidelberg, tendrás más que garantizado unas vacaciones inolvidables. Ahora bien, si a esta ciudad le sumas una capa de nieve y la posibilidad de practicar deportes y actividades de invierno como el trineo, el esquí o el snowboard, hacen el cóctel perfecto para pasar unos días espectaculares.

El mes de diciembre es el más concurrido en la ciudad para disfrutar del invierno. Las celebraciones típicas del mes, dan apertura a innumerables mercados por doquier, en los cuales puedes degustar la gastronomía local y comprar todo tipo de artículos y recuerdos para tus familiares o amigos.

Hay innumerables sitios turísticos para pasear en invierno, entre los cuales está la Plaza del Mercado en Heidelberg, Casa Zum Ritter (ubicado en la misma plaza), el curioso Mono del Puente de Carlos, y por supuesto subir al funicular que te llevará directamente al imponente Castillo de Heidelberg que se viste de gala en el invierno.

  1. Monschau.

viajar en invierno a Alemania

Hacia la zona noreste de Alemania, específicamente en el Estado de Nordrhein Westphalia, en la región de Eifel podrás visitar una de las ciudades más pequeñas y turísticas del país. Monschau es una ciudad que está muy cerca de la frontera de Bélgica, y la primera impresión que tendrás es que parece haberse quedado congelada en el tiempo.

Precisamente esas características es lo que le otorga ese ambiente tan encantador perfecto para viajar en invierno a Alemania y pasear por sus calles. Son muchos los lugares que vale la pena visitar durante esta época, siendo algunos de ellos el famoso tostador de café, el monumento Rotes Haus, Senfmühle Monschau, recorrer el casco antiguo (Altstadt), o admirar el imponente Castillo de Monschau cubierto de nieve.

Sin duda, el invierno es una de las mejores temporadas para conocer lo mejor de Alemania y Europa. No obstante el verano también ofrece interesantes atractivos turísticos. Descubre cuales son las ciudades y actividades más recomendadas para esta temporada: 10 Ciudades increíbles para Viajar en Verano a Europa.

  1. Schönau am Königssee.

viajar en invierno a Alemania

Si tienes planeado viajar en invierno a Alemania en pareja, uno de los lugares predilectos es Schönau am Königssee. Se trata de uno de los municipios en el Estado de Baviera, que alberga bellezas naturales como el lago del Rey u otras en el Parque Nacional de Berchtesgaden.

El lugar se encuentra a pocos kilómetros de los Alpes de Berchtesgaden, que en la temporada de invierno es de las más turísticas en la región. Uno de los lugares de mayor transformación es precisamente el lago, que durante el verano tiene su tonalidad verde, pero pasa luego a convertirse en un témpano de hielo en su superficie.

En la localidad tendrás hasta 20 km de pistas de patinaje para que puedas disfrutar a gusto de esta actividad a la que se suman grandes y pequeños. Incluso en Schönau am Königssee, encontrarás la enorme pista de bobsleigh ideal para deslizarse en trineo y practicar otros deportes.

  1. Trier.

viajar en invierno a Alemania

Se trata de la ciudad más antigua del país, que según los registros data de aproximadamente el siglo I a. C. Es una ciudad relativamente pequeña, que está ubicada muy cerca de la frontera con Luxemburgo.

Para los amantes de la historia, la visita la ciudad es un verdadero placer. A lo largo y ancho de su territorio, Trier tiene muchísimas ruinas romanas que en el invierno se ven espectaculares. Algunas de estas edificaciones son el puente del siglo II, o la antigua corte romana.

También vale la pena visitar Porta Nigra que es la puerta romana mejor conservada y de mayor tamaño en el mundo. El invierno, sobre todo en el mes de diciembre da paso a la apertura de múltiples mercadillos en el que podrás adquirir innumerables artículos de la localidad. Visitar espacios como la Plaza del Mercado o el antiguo Barrio Judío de Trier son grandes propuestas durante la temporada invernal.

Sin duda, viajar en invierno a Alemania es una de las mejores épocas para visitar el país. La temporada invernal es perfecta para contemplar maravillosos paisajes, hacer recorridos increíbles en tren, practicar deportes de invierno y conocer sus monumentos históricos bajo la nieve. Visitar estas ciudades y regiones te mostrará una cara diferente de Alemania, y la posibilidad de realizar actividades que no son posibles en otras temporadas del año.