¿Por qué viajar a República Checa?

0
27
viajar a la República Checa

Viajar a República Checa es una experiencia maravillosa y enriquecedora para toda la familia, podrá disfrutar de calles empedradas, castillos y paisajes pintorescos. Si tiene pensado viajar a Europa, la República Checa debe ser una parada obligatoria.

Es un país con mucha historia y cultura, podrá caminar por hermosos parques, castillos de cuentos de hadas y montañas. Siempre encontrará una excursión o actividad que lo hará pasar un día inolvidable. Su gastronomía es exquisita, podrá disfrutar de sus platos típicos en diferentes locales y restaurantes de cualquier ciudad.

12 Razones para viajar a la República Checa

Viajar a República Checa le permitirá pasar unas vacaciones soñadas con paisajes y parques pintorescos. Se podrá relajar y caminar por sus calles y montañas tan encantadoras y conocer los diferentes castillos que hay en todo el país. Las 12 razones principales por las que debe viajar a República Checa son:

12. Cultura termal

Viajar a Republica Checa: Baños termales

La República Checa es un país popular por sus baños termales, son un tipo de centro turísticos que combinan atención médica con tratamientos de spa y espacios para relajarse. Son sanitarios conocidos actualmente como spas donde disfrutarás de masajes, tratamientos de saunas, baños de barro, oxigenoterapia, etc.

Viajar a República Checa será una forma de rejuvenecer su mente, cuerpo y recargar baterías. Podrá encontrar diferentes balnearios a lo largo del país, pero las ciudades balnearios más conocidos son: Karlovy Vary, Teplice, Lipová-lázně y Mariánské Lázně.
Adicionalmente, podrá encontrar balnearios de cerveza, donde podrá disfrutar de baños, masajes y tomar cerveza.

11. Kutná Hora

Kutná Hora

Kutná Hora es una ciudad que no puede perderse si decide viajar a República Checa. Se encuentra a unos 90 minutos de Praga y será una excelente excursión de un día que podrá encontrar desde la capital checa. Kutná Hora alberga la Iglesia de Santa Bárbara, una de las iglesias góticas más famosa del país que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Esta pequeña ciudad también es famosa porque alberga el Osario de Sedlec (Iglesia de los Huesos). El Osorio es una capilla pequeña que contiene los huesos de entre 40.000 y 70.000 personas que murieron durante la Peste Negra. Dichos huesos han sido utilizados para crear candelabros, escudo de armas y decorar las paredes.

Un siglo después, durante las Guerras Husitas, también fueron agregados esqueletos adicionales a la fosa común detrás de la iglesia.

Los tours por Europa de Hoteleus que visitan República Checa tienen un día pensado
para que visites Kutná Hora.

10. Precios asequibles

Precios

Viajar a República Checa le permitirá disfrutar de unas vacaciones más asequibles tanto en comida, alojamiento y entretenimiento. La República Checa es un país económico en comparación con los demás países europeos como Alemania y Austria.

Todos los turistas que decidieron viajar a República Checa afirman que pudieron encontrar precios bastantes económicos que les permitirán ahorrar dinero. En los pequeños pueblos y ciudades de provincia, pagará entre 2 y 3 veces menos por un almuerzo o sus compras.

Para ahorrar más dinero puede viajar de forma independiente, puede crear un itinerario o ruta de viaje con anticipación. Viajar por la República Checa es bastante cómodo y divertido, tiene un sistema de transporte sólido y seguro para locales y turistas.

9. Céntrica ubicación para excursiones a países vecinos

Viajar a Republica Checa: Praga

Viajar a República Checa será una excelente opción si desea conocer otros países de Europa. Praga es una de las ciudades que ofrece la ubicación perfecta y cuenta con un sistema de transporte sólido que le permitirá trasladarse a donde desee.

Praga se encuentra a pocas horas de muchas ciudades populares europeas como Viena, Berlín, Budapest o Cracovia. Los trenes en la República Checa son económicos y se puede viajar en la noche cómodamente porque cuentan con cabinas. También podrá viajar en autobuses de larga distancia que le ofrecen servicios baratos que incluyen bebidas calientes a bordo, Wi-Fi, etc.

8. Cocina Checa

Česnečka

La República Checa es un país popular por su excelente gastronomía. Los platos típicos checos son muy deliciosos y abundantes que le permitirán alimentarse muy bien durante su viaje. Al viajar a República Checa podrá probar platos únicos y en invierno, podrá disfrutar de platos nacionales calientes.

En la comida checa original encontrará carne, patatas, salsas y tubérculos que podrá acompañar con abundante cerveza o bebidas deliciosas. Algunos de los platos checos populares son:

  • Česnečka. Es una sopa de ajo cubierta con huevo crudo.
  • Bolas de masa hervida o pan Knedliky. Es un pan que se usa como guarnición en casi todos los platos con salsas o jugos.
  • Rodilla de cerdo. Es un plato que no puede perderse al viajar a República Checa y lo puede acompañar con una rica cerveza checa.

7. Estaciones de esquí checas

Estaciones de Esqui

Viajar a República Checa en invierno le permitirá disfrutar de estaciones de esquí mágicas y de alta calidad. Viajar a República Checa en cualquier época del año será divertido, entretenido y le dejará momentos inolvidables. Las estaciones están ubicadas en los valles de las montañas Krkonoše, el cual es la cadena montañosa más alta del país.

Es un parque nacional conocido por sus prados alpinos que son ideales para principiantes y familias que viajan con niños.

6. Castillos por toda la República Checa

Castillo de Praga

Viajar a República Checa es una excelente opción para los amantes de los castillos medievales, la arquitectura, la historia y la cultura. Es uno de los países que tiene la mayor cantidad de castillos de toda Europa, cuentan con más de 2000 castillos en todo el país.

Algunos de los castillos se encuentran en perfectas condiciones y otros solo podrá visitar sus ruinas, pero siempre será una experiencia muy educativa y divertida. Algunos de los castillos populares que podrá visitar son: Karlštejn, Castillo de Praga, Trosky, Czech Krumlov, Hluboka y Detenice.

Si quieres saber más visita la página oficial del castillo de Karlštejn

5. Vino de Moravia

Viajar a Republica Checa: Vinos

Una de las razones para viajar a República Checa es visitar la región de Moravia, le permitirá conocer una de las principales productoras de vinos finos. Podrá visitar algunos de los viñedos populares en la región y disfrutar de fiestas de vino.

Los vinos de Moravia son florales y terrosos, podrás realizar un tour por la ciudad y degustar algunos vinos.

4. Arquitectura

arquitectura

La República Checa es un país con una arquitectura majestuosa que hará que su viaje sea enriquecedor. Podrá disfrutar de castillos, iglesias, catedrales y edificios construidos en estilo gótico. Incluso, podrá disfrutar de edificios y casas en áreas residenciales que están llenas de historia y que son representativos de la República Checa.

Viajar a República Checa le permitirá disfrutar de una exquisita arquitectura que siempre querrá fotografiar.

3. Cerveza checa

cerveza

La República Checa es conocida como el país de la cerveza, y usted no puede viajar a República Checa sin probar una cerveza checa. Es una cerveza de alta calidad que es popular en todas partes del mundo, por eso es un destino obligado para los amantes de la cerveza.

La elaboración de la cerveza checa data del año 993, y fue el primer país en producir la primera pilsner del mundo. Al viajar a República Checa usted todavía podrá disfrutar de esta cerveza bajo la marca Pilsner Urquell. Cada año, se lleva a cabo el Festival de la cerveza checa en Praga y dura 17 días.

Podrá probar diferentes tipos de espuma en restaurantes, bares o locales que se preparan directamente en la cervecería checa local. Bernard, Staropramen y Gambrinus también son marcas checas conocidas que deberá probar al viajar a Republica Checa.

En la República Checa podrá disfrutar de balnearios de cerveza, donde podrá relajarse y tomar cerveza de barril ilimitada. También podrá comprar diferentes productos como cremas y champú que son elaborados con cerveza.

2. Puente de Carlos

Viajar a Republica Checa: Puente de Carlos

Al viajar a República Checa podrá caminar por el Puente de Carlos, el cual está sobre el río Vltava. Es uno de los puentes más populares de Praga, que cuenta con 30 estatuas del siglo XVII y conecta a 2 distritos que son el Castillo de Praga y la Ciudad Vieja.

Para los investigadores, este puente representa muchos misterios y sorpresas hasta el día de hoy. Se dice que la fuerza del Puente de Carlos se debe a la adición de leche, huevos, requesón, queso y vino a la mezcla de construcción.

1. Ciudad de Praga

Praga ciudad

Una de las razones principales para viajar a República Checa es conocer su capital, Praga. Tiene una gran historia milenaria que la ha convertido en una de las ciudades más populares de Europa. Ha logrado conservar el espíritu de la antigüedad de una forma encantadora, y asombrosa que atrae a turistas de todas partes del mundo.

Disfrutará de adoquines en el pavimento, calles pintorescas, casas con techos de tejas rojas, comida típica y deliciosa. Praga combina las tradiciones antiguas con la tecnología moderna que le permitirá disfrutar de unas vacaciones inolvidables.

Praga es una ciudad que usted puede explorar a pie o tomar el transporte público que funciona correctamente. Al viajar a República Checa y visitar su capital, no puede dejar de conocer La Plaza de la Ciudad Vieja y observar el reloj astronómico.

Podrá sentarse en cualquiera de los cafés de la ciudad y tomar una taza de café aromático.

Si quieres conocer más ciudades de República Checa, te invitamos a leer el siguiente artículo: Conoce las 13 regiones de la República Checa más populares en vacaciones.

¿Cuándo visitar la República Checa?

Si decide viajar a República Checa, debe saber que esté país tiene un poco de todo y le dará la mejor experiencia de su vida. En cualquier época del año usted podrá encontrar turistas porque es un destino económico, y ofrece variedad de actividades que atraen a extranjeros de todas partes del mundo.

La República Checa se encuentra en una excelente ubicación geográfica, que le permite recorrer varios países europeos con total comodidad. Se encuentra al lado de Polonia, Alemania, Austria y Eslovaquia, lo que lo convierte en un destino turístico muy popular.

Por lo general, la República Checa suele tener temperaturas frías, aunque en los meses de junio a agosto suele tener un promedio de 23 ° C. Viajar a República Checa en primavera o en otoño pueden ser las mejores opciones para usted.

Entre abril, mayo, septiembre y octubre, podrá encontrar temperaturas con un promedio de 15º C con pocas lluvias. Son meses perfectos para los turistas, que desean realizar actividades al aire libre como senderismo y viajar por el país.

El invierno suele traer un clima más frío y húmedo, con temperaturas que puede llegar hasta los 0 º C o menos, los meses de invierno son de noviembre a marzo. Si viaja en la temporada de invierno, siempre encontrará actividades y experiencias únicas donde podrá probar comida típica checa que es de esta temporada del año.

Consejos al viajar a República Checa

Además, deberá tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Si viaja en temporada de frío, no debe olvidarse de llevar la ropa de invierno adecuada para mantenerse abrigados.
  • La temporada alta en la República Checa cae entre junio y agosto, donde el clima estará más cálido. Pero en los meses de verano, encontrará más turistas y multitudes en las principales atracciones y monumentos del país.
  • Cuando el clima está más fresco en la República Checa usted podrá realizar caminatas en diferentes parques nacionales y recorrer los monumentos y museos.
  • La temperatura intermedia es de abril a mayo y de septiembre a octubre. Para muchos viajeros, esta es una de las mejores épocas para viajar a República Checa. No habrán muchos turistas en las ciudades y los precios de los hoteles son más económicos.
  • La temporada baja en República Checa es entre noviembre y febrero. Esta es una temporada que trae nieve y frío a todo el país, por lo que encontrará ofertas en hoteles y las excursiones serán más asequibles. Si desea tener vacaciones invernales llenas de diversión, debe visitar este increíble país.

Conclusión

Viajar a República Checa será una experiencia muy divertida, y muy educativa porque aprenderá de la historia y cultura de este hermoso país europeo. En cualquier época del año encontrará diferentes actividades y experiencias para toda la familia. En invierno, disfrutará de encantadores mercados navideños y de comida típica caliente.

Además, la República Checa tiene varios festivales donde encontrará música y diversión. Visite los castillos y palacios que se encuentran a lo largo del país, y camine por sus hermosos campos y jardines. Con esta lista de las 12 razones para viajar a República Checa, usted podrá planificar unas vacaciones maravillosas.