Como ser un viajero Zero Waste y no morir en el intento

Estos son algunos consejos que puedes seguir cuando planees hacer un viaje y evitar hacer basura en medida de lo posible. Siguiendo uno varios de estos puntos lograrás hacer un viaje de forma sostenible o zero waste.

0
85

Estos son algunos consejos que puedes seguir cuando planees hacer un viaje y evitar hacer basura en medida de lo posible. Siguiendo varios de estos puntos lograrás hacer un viaje de forma sostenible o zero waste.

¡No sólo se trata de evitar el uso de plástico, sino, además, otros residuos que fácilmente podemos impedir!

Para lograr esto, es muy importante la planeación; así como preparas tu destino y lo que vas a hacer durante el mismo, revisa las siguientes opciones para lograr este objetivo. Lo mejor, son muy fáciles de hacer y te ayudarán a ser un viajero zero waste.

La maleta para un viajero zero waste

Piensa bien en la ropa que necesitas para que tu paseo sea bueno.

No necesitas llevar mucha ropa y con poco podrás hacer un viaje único: un pantalón de mezclilla, unos shorts, un par de blusas y tu traje de baño en caso de que tu destino sea tropical.

Maleta Viajero Zero waste
¿Sabías qué con poco puedes hacer un viaje increible? Y lo mejor, te permetirá moverte con mayor comodidad.

Para ir a zonas menos frescas, con ropa térmica y un par de playeras de manga larga puede que sea suficiente. El estilo lo haces tú.

Así a tu regreso, evitarás lavar más ropa de la que llevaste. ¿No te ha pasado que regresas de vacaciones y tienes una maleta llena de cosas por lavar que ni siquiera usaste? Es muy importante planear tu maleta por ejemplo ¿cómo elegir la una maleta ideal si vas a Europa? ¿cómo hacerla si vas a la playa?

Piensa en los productos que llevarás.

Busca opciones biodegradables, como repelente de mosquitos, bloqueador solar o crema corporal. Algunos parques y zonas no te permiten acceder con ciertos productos, por lo cual es bueno buscar opciones viables.

En caso de contener alguno de los siguientes ingredientes, no es biodegradable, por lo cual, lo recomendable es evitarlo:

Octocrileno, Benzofenona, Butil metoxidibenzoilmetano, Hexilodecanol, Dimetil apramida, Cetil dimeticona, Metilparabeno, Polietileno, Propilparaben, Butilcarbamato.

En cambio, si está hecho con óxido de titanio y óxido de zinc, es biodegradable.

Qué llevar para evitar hacer basura.

Sin importar el tiempo de tu viaje, estas son algunas cosas que puedes llevar que te ayudarán (y no sólo para los viajeros zero waste, sino en tu vida general):

  • Termo (en el mercado incluso hay algunos plegables)
  • Botella de agua (una que puedas rellenar de manera constante, de preferencia de metal o plástico duro y resistente)
  • Cubiertos, pueden ser de bambú o los que tengas en casa y ponerlos en un estuche. Evita los desechables.
  • 1 envase con tapa (por si pides comida para llevar o compras en algún food truck o comida que se suele servir en desechables, como el helado).
  • Bolsa reusable, donde puedas guardar muchas cosas, pero que sea ligera; una tote bag es un gran ejemplo.
Maleta Viajero Zero Waste
Existen tiendas especializadas con kits armados.

Si encuentras una botella de agua con la cual puedas tener un mejor control de temperatura, evitarás llevar dos vasos.

Cada uno de estos te ayudará en todo tu viaje. Al final de éste, te darás cuenta que la cantidad de basura que generes durante tu aventura será el mínimo.

¡No es necesario comprar todo un guardarropa para ir de vacaciones!

Con lo que tienes en tu closet puede ser más que suficiente; usa y cambia los accesorios y prendas para lograr diferentes looks; aparte de que no gastarás de más, evitarás cargar mucho en tu mochila. Aparte es posible que encuentres algo lindo que prefieras traer de tu destino, que llevar algo que puede no servirte.

Limpia tu refri antes de irte

Evita que la comida se eche a perder. Organiza tu refrigerador antes de salir (no te costará más de 15 minutos). Puedes poner la comida a congelar en algunos casos.

Sin embargo, si prefieres dejar el refrigerador vacío, una semana antes de salir de vacaciones revisa bien tu menú y compra la comida lo más exacto que puedas; si aun así, llega a quedar comida, la puedes regalar o compostar.

Desconecta todo lo posible

La televisión, la licuadora y otros electrodomésticos déjalos desconectados para evitar un gasto de energía innecesario. Aparte de ecológico, tendrás un ahorro en tu factura de luz.

Lleva productos sólidos.

No necesitas los mini champús ni los jabones gratis del hotel. Este consejo te ayudará, sobre todo para no documentar en aeropuertos: Existe una gran gama de productos de higiene personal sólidos.

En el mercado actual puedes encontrar champú, crema corporal, protector solar y repelente en una versión sólida. ¡Con esto evitas problemas en el aeropuerto como documentar, son de tamaño pequeño, peso ligero y evadirás el uso de plásticos! Todo viajero Zero Waste los amará.

Compra local.

Lo mejor de un viaje es encontrar objetos nuevos y probar cosas diferentes; trata de hacer compras locales (artesanías y comida, por ejemplo); ayudarás al empleo local y probarás opciones nuevas que es difícil conocer de otra manera.

Busca vuelos directos.

En caso de que sea posible, busca las opciones de vuelos directos, pues el despegue y aterrizaje causan una gran parte de las emisiones de carbono. Y también en caso de poder, no imprimas los boletos (autobús, vuelos u otros); si puedes llevarlos en electrónico, mejor.

Destinos ecoturísticos. 

Dentro de tu planeación, puedes buscar destinos ecoturísticos que te permitan convivir con la naturaleza y aportar a la economía local. Un ejemplo es un viaje a Barrancas del Cobre, donde podrás convivir con la gente, consumir productos que se hacen ahí y pasear por las barrancas. ¡Este es un destino que un viajero Zero Waste amará!

Otra opción puede ser viajar a Oaxaca. Aquí encontrarás alternativas ecosustentables, pasearás por sus zonas arqueológicas o sus bellos parajes. La naturaleza es en sí un atractivo único.

Oaxaca Ecoturismo para Viajero Zero Waste
Oaxaca es un lugar único para poder disfrutar de un buen viaje sin desperdicios y rodeado de naturaleza.

Como bien sabemos, cero no es cero y puede que muchas de estas prácticas no podamos realizarlas; sin embargo, en caso de tener la posibilidad ¿por qué no intentarlo?