Canadá en un Mes: Diseña tu Viaje Épico

0
126
Canadá en un mes

Bienvenidos a un viaje excepcional por la vastedad y la diversidad que ofrece Canadá en un un mes. En esta odisea única, te sumergirás en un país que va más allá de sus impresionantes paisajes, abrazando la riqueza de su naturaleza, cultura, historia y actividades emocionantes. Desde majestuosas y animadas ciudades, hasta la aurora boreal en los Territorios del Noroeste y la calidez de la cultura francófona en Quebec, Canadá en un mes es un abanico de experiencias que te dejarán con recuerdos imborrables.

En este artículo, te guiaremos a través de la planificación y organización de un viaje a Canadá en un mes, comenzando con una visión general del país, destacando por qué Canadá en un mes es un destino tan atractivo para los viajeros, abordaremos las consideraciones prácticas, desde la elección de la temporada ideal hasta la obtención de permisos necesarios, presentaremos diversas rutas e incursiones en territorios más remotos y salvajes y nos sumergiremos en la espectacular geografía de Canadá en un mes: parques nacionales, majestuosos fiordos y montañas.

¿Estás listo para embarcarte en este emocionante viaje? ¡Vamos a descubrir juntos Canadá en un mes!

EBook Canadá

¡Gratis! eBook de Viajes a Canadá

Descarga eBook con el brochure completo de tours a Canadá y tips.

*Al dar clic en enviar aceptas recibir información de productos, servicios, promociones o recomendaciones por email.

Elige Sabiamente tu Estancia en Canadá

Canadá en un mesCon un mes por delante tendrás que elegir bien dónde quieres hospedarte y cómo organizar tu estancia, ya que Canadá es un país con muchísimos alojamientos para todos los gustos y presupuestos.

Te proponemos algunas ideas para que según el tipo, el tamaño, el servicio o el ambiente, logres encontrar y reservar los alojamientos más convenientes para ti y así aproveches el confort, la privacidad, el espacio, el servicio, el ambiente, los descuentos, la calidad y la disponibilidad durante este recorrido por Canadá es un mes.

En primer lugar hablemos de los hoteles más tradicionales y habituales para ir a Canadá en un mes, y los que tienen más servicios y comodidades, como recepción, limpieza, restaurante, piscina o gimnasio. Los hoteles son ideales para los viajeros que buscan comodidad, seguridad y facilidad, que se encuentran además en todas las zonas y ciudades del país.

Otra opción para los viajeros que buscan espacio, intimidad y libertad son los apartamentos con más independencia y privacidad, que cuentan con cocina, baño, sala de estar y dormitorio propios. Gracias a plataformas online o en agencias locales, es rápido localizarlos y alquilarlos por días, semanas o el mes entero.

Algo más económico y social para divertirse y hacer amigos, son los hostales, que brindan más oportunidades de compartir con otros viajeros, al tener habitaciones compartidas, cocina colectiva, baños y zonas comunes. 

Los alojamientos más naturales y ecológicos para pasar la noche en Canadá en un mes son los Campings pues se ubican en zonas verdes, como parques, bosques o lagos en contacto con la naturaleza. Reserva en estas acogedoras tiendas de campaña, caravanas o cabañas usando plataformas online o en sitios web propios.

Hay una alternativa extra más cultural y auténtica para Canadá en un mes y son las Familias anfitrionas. Aunque con menos privacidad, son ideales para los viajeros que quieren integrarse y practicar el idioma. Es una casa de una familia canadiense que te acoge como un miembro más. Se pueden alquilar para Canadá en un mes a través de plataformas online o en agencias especializadas. 

Hemos visto que existen diferentes tipos de alojamiento para Canadá en un mes pero también es importante reconocerlos según su ubicación, el precio, la calidad y la disponibilidad. Dependiendo de estos criterios, podrás encontrar los más convenientes para tu viaje, tanto en términos de comodidad, como de ahorro y satisfacción. 

Es importante elegir un alojamiento que esté en una zona que te interese, que sea segura y que tenga buen acceso al transporte público o al alquiler de vehículos. También ten en cuenta la distancia entre los diferentes destinos que quieras visitar, y si te conviene cambiar de alojamiento o no. 

Sea cual sea tu preferencia, la variedad de alojamientos en Canadá en un mes garantiza una estancia cómoda y memorable. ¡Que disfrutes de tu viaje!

Un Mes en las Provincias Canadienses

Canadá en un mes

Canadá en un mes despliega ante tus ojos los lugares más emblemáticos e interesantes tanto en sus ciudades como en sus paisajes naturales. Si tienes un mes para visitarlo, te dejará con ganas de volver.

En Ontario, la provincia más poblada y urbanizada de Canadá, están las ciudades más importantes y cosmopolitas del país como Toronto, Ottawa o Niagara Falls, para andar por Canadá en un mes conociendo la cultura, la historia, y la gastronomía, así como las Cataratas del Niágara, el Parque Nacional de la Isla Bruce o el Lago Hurón.

Quebec presume las ciudades más antiguas y encantadoras del país, como Montreal, Quebec, Gatineau o Saguenay. Es la provincia más lejana y aislada de Canadá, lo que requiere más tiempo y dinero para llegar y moverse, pero la naturaleza, la aventura, el deporte y la relajación de Canadá en un mes, te lo sabrá recompensar.

Una provincia más salvaje y natural para recorrer por Canadá en un mes, es Alberta donde se hallan las montañas, los lagos, los bosques y los animales más impresionantes del país. También es la provincia más fría y remota del país, lo que implica más riesgo y dificultad para viajar y alojarse, pero valdrá la pena pues en Alberta verás la belleza y la diversidad de Canadá en un mes, respirando aire puro en medio del relax.

La Columbia Británica es la provincia más occidental y ecológica de Canadá, hogar de las islas, los fiordos, los bosques y los volcanes más espectaculares del país, como la Isla de Vancouver, el Fiordo de Howe, el Bosque Lluvioso de la Gran Osa o el Monte Meager. Es la provincia más templada y lluviosa de Canadá, lo que favorece el crecimiento de la vegetación y la vida silvestre. 

En Terranova y Labrador se encuentran los paisajes más inhóspitos y fascinantes del país, como el Ártico, la Tundra, el Gran Cañón del Norte o la Isla de Baffin. Siendo que además es la más fría y remota de Canadá, implica más riesgo y dificultad para viajar y alojarse. Eso sí, allá te espera la aurora boreal, el sol de medianoche, el hielo y la nieve de Canadá en un mes, y las ciudades y pueblos más encantadores, como St. John’s, Corner Brook o Churchill Falls.

Si quieres más información sobre Canadá, te invitamos a leer el siguiente artículo: Tours a Quebec: Encanto Histórico y Aventura Moderna.

Canadá en un Mes de Maravillas

Canadá en un mes

Canadá en un mes es la oportunidad de vivir las experiencias más increíbles y memorables de tu vida, que te harán amar este país. 

Los fanáticos de los deportes extremos cuentan con una naturaleza sublime con todo tipo de escenarios y desafíos para practicar deportes con diferentes niveles de emoción, riesgo y satisfacción, pasando por el miedo, el vértigo o el asombro. En Canadá en un mes tienes tiempo para el rafting, el kayak, el canotaje, el esquí, el snowboard, el patinaje sobre hielo, el trineo tirado por perros, el motos de nieve, el senderismo, el montañismo, la escalada, el ciclismo de montaña, o el parapente.

Canadá en un mes es perfecto para los amantes de las expediciones con todo tipo de rutas y paisajes. Conoce de costa a costa Canadá en un mes incursionando en las Cataratas del Niágara, el Parque Nacional de Banff, el Parque Nacional de Jasper, el Parque Nacional de Gros Morne, el Parque Nacional de Fundy, la Isla de Vancouver, el Fiordo de Howe, el Bosque Lluvioso de la Gran Osa, el Ártico, la Tundra, o el Gran Cañón del Norte.

En el Banff Heritage Trail observa la vida silvestre y sumérgete en la soledad de la naturaleza, o ve a Crystal Crescent, en Nueva Escocia, que alberga pequeñas playas conectadas entre sí por un paseo marítimo y caminos para hacer senderismo con hermosas vistas de la costa.

Para quienes persiguen diferentes expresiones artísticas, musicales, gastronómicas y folclóricas al pensar en ir a Canadá en un mes, son los festivales. Canadá cuenta con todo tipo de eventos y celebraciones desde el Festival Internacional de Jazz de Montreal, el Festival de Cine de Toronto, el Carnaval de Quebec, la Estampida de Calgary, el Festival Fringe de Edmonton, hasta el Festival del Viajero y el Festival de las Luces de Vancouver.

Sin importar cuál sea tu preferencia, Canadá en un mes ofrece una amplia variedad de actividades para realizar durante tu estancia. 

Si quieres más información sobre Canadá, te invitamos a leer el siguiente artículo: La Armonía de los Mejores Parques Nacionales en Canadá.

Organiza tu Mes en Canadá como un Pro

Canadá en un mes

Planificar, organizar y aprovechar al máximo tu estancia en el país haciendo las actividades más divertidas, originales e interesantes de Canadá en un mes, no tiene precio. Sin embargo, la experiencia debe ir de la mano con algunos consejos adicionales que son importantes y aquí te revelaremos.

Elige la mejor temporada para viajar teniendo presente las condiciones meteorológicas y las actividades que se pueden hacer en cada lugar y momento puesto que el clima es muy cambiante según la región y la época del año, por lo que debes informarte bien al respecto. En general, las mejores temporadas para viajar a Canadá en un mes son la primavera y el otoño, cuando las temperaturas son más agradables y los paisajes más coloridos. 

El verano es la temporada más popular y concurrida, pero también la más calurosa y húmeda. En cuanto al invierno, es la temporada más fría y nevada, pero idónea para ver la aurora boreal y hacer deportes de nieve.

Solicita la Autorización Electrónica de Viaje (eTA) que es un permiso de entrada al país por vía aérea. Si eres ciudadano español o italiano, no necesitas un visado para viajar a Canadá en un mes, pero sí solicitar la eTA que por cierto es válida por 5 años o hasta que caduque tu pasaporte. 

Las zonas más sonadas para visitar en Canadá en un mes son Ontario, Quebec, Alberta, Columbia Británica y Terranova y Labrador. Te recomendamos que escojas una o dos zonas como máximo, para poder conocerlas bien y no perder tiempo y dinero en desplazamientos largos y costosos. Las temáticas más comunes y populares para incluir en Canadá en un mes son las ciudades, los parques nacionales, las atracciones turísticas, los monumentos históricos y los museos. 

En general, te aconsejamos que lleves ropa cómoda, práctica y versátil, que puedas combinar y adaptar según las condiciones meteorológicas. Un abrigo, impermeable y calzado cómodo, ya que en Canadá en un mes hay probabilidad de que haga frío, llueva o caiga nieve en cualquier momento. 

Si quieres más información sobre Canadá, te invitamos a leer el siguiente artículo: Declaración electrónica de viaje a Canadá Sin Estrés.

Un Mes en el Corazón Urbano de Canadá

Canadá en un mes

Te proponemos una ruta por el Este de Canadá en un mes, que te permitirá ver el lado más urbano, histórico y francófono del país en las principales ciudades de la región, como Toronto, Montreal, Quebec y Ottawa, con sus atractivos culturales, gastronómicos y de ocio, admirando las imponentes Cataratas del Niágara, yendo al Parque Nacional de la Mauricie, o navegando a bordo del Crucero de las Mil Islas. 

Empecemos con Toronto, la ciudad más grande y poblada de Canadá, y una de las más cosmopolitas y multiculturales del mundo, en la que no te puedes perder la Torre CN, el símbolo de la ciudad y el edificio más alto de Canadá, el Parlamento de Ontario, el Distrito de la Destilería, un antiguo complejo industrial reconvertido en un área de arte, cultura y ocio, y por la noche, dar un paseo por la animada vida nocturna de Toronto, en sus bares, discotecas, teatros y conciertos.

La excursión de un día a las Cataratas del Niágara desde el barco Hornblower Niagara, te acercará a la base de las cataratas y te hará sentir la fuerza y la belleza del agua. 

Conduce hasta Ottawa, la capital de Canadá hacia el Parlamento, el edificio más emblemático de la ciudad, el Canal Rideau, que en invierno se convierte en la pista de patinaje sobre hielo más larga del mundo, o el Museo Canadiense de Historia, el museo más visitado y prestigioso del país, que tiene una exposición sobre la historia de Canadá desde la llegada de los primeros humanos hasta el siglo XXI.

El Parque Nacional de la Mauricie, es uno de los parques nacionales más bellos y naturales de Canadá. En el parque podrás hacer senderismo, ciclismo, kayak, canoa, pesca o simplemente relajarte y disfrutar del paisaje. Luego pasa por Quebec, la ciudad más antigua y francesa de Canadá directo al Castillo de Frontenac, el hotel más famoso y fotografiado de Canadá, que tiene unas vistas espectaculares del río San Lorenzo.

Hay opciones de sobra para alternar en Canadá en un mes. Están las Cataratas de Montmorency a unos 15 km de Quebec y el Parque Nacional de Jacques-Cartier. Las Cataratas tienen una altura de 83 metros y pueden verse desde un puente colgante, una escalera o una tirolina. 

El Parque Nacional de Gaspésie, uno de los parques nacionales más remotos y salvajes de Canadá, tiene un paisaje de montañas, bosques, lagos y ríos y la mayor población de caribúes al sur del río San Lorenzo, así como otros animales como alces, osos, lobos o águilas. 

En Montreal anótate en el Crucero de las Mil Islas, una de las atracciones turísticas más populares y bonitas de Canadá. Es un paseo en barco por el río San Lorenzo para avistar las más de 1.800 islas que forman el archipiélago, en unas 3 horas aproximadamente de pura diversión. 

Si quieres más información sobre Canadá, te invitamos a leer el siguiente artículo: Tour Montreal-Ottawa: ¡Tu Viaje Perfecto!

Rutas de Canadá: Naturaleza en Estado Puro

Canadá en un mes

Esta es una propuesta vital para visitar Canadá en un mes en medio de la naturaleza y los paisajes de ensueño. En esta ruta moderna y vibrante, la ciudad de Vancouver se abre en infinidad de atracciones, museos, restaurantes, tiendas y espectáculos. Aquí te espera el Parque Stanley, el Puente Colgante de Capilano, el Mercado de Granville, la Torre de Vancouver, que tiene una altura de 169 metros, y el Acuario de Vancouver, el más grande de Canadá con más de 50.000 animales marinos, como ballenas, delfines, focas, y pingüinos.

Anda un par de días por Tofino, un rincón mágico en la costa oeste de Columbia Británica entre densos bosques de cedros y abetos a Chesterman Beach. En este paraíso costero de arena dorada las olas rugientes del Pacífico viajan al encuentro maravilloso con la orilla mientras haces un picnic o una fogata. Date una vuelta por la isla Frank caminando por un banco de arena y contemplando rocas cubiertas de musgo, árboles arqueados y el horizonte de la playa.  

En Whistler, una de las estaciones de esquí más famosas y prestigiosas de Canadá, y el lugar donde se celebraron algunas de las pruebas de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2010, practica deportes de invierno, como esquí, snowboard, trineo o patinaje, o actividades al aire libre, como senderismo, ciclismo, y golf. 

Para esquiar en las pistas de Whistler Blackcomb, debes subir al teleférico Peak 2 Peak, que une las cimas de las montañas Whistler y Blackcomb en una longitud de 4,4 km y una altura de 436 metros, deslizarte por la tirolesa Superfly, de 1,3 km y una velocidad de hasta 100 km/h, que te hará sentir como si volaras sobre el bosque, relajarte en las aguas termales de Scandanave Spa, rodeado de un entorno natural y tranquilo, o visitar el Museo Cultural Squamish Lil’wat, que muestra la historia, la cultura y el arte de los pueblos indígenas que habitan la zona.

La ruta puede continuar hacia el Parque Nacional Jasper lleno de montañas, bosques, lagos, ríos y glaciares, y animales típicos de Canadá, como alces, osos, lobos, castores o zorros. También recorrer el Parque Nacional Banff y caminar por el Lago Louise, en medio del ambiente alpino acogedor en Banff, sus tiendas, restaurantes, bares y hoteles.

Contempla el Parque Nacional de Yoho al otro lado de la frontera para ver el Lago Esmeralda, uno de los más bonitos y verdes de las Rocosas, y las Cataratas Takakkaw, las segundas más altas de Canadá, con una altura de 384 metros.

Pasa finalmente por Calgary, en la provincia de Alberta y combina lo urbano y lo rural yendo a la torre de Calgary, el símbolo de la ciudad, al Parque Olímpico de Canadá o al Zoológico de Calgary, al Prince’s Island Park, un parque urbano situado en el centro de la ciudad ideal para pasear, hacer picnic, ver tótems, y por último descubrir el Heritage Park Historical Village, un museo al aire libre que recrea la vida en el oeste de Canadá en el siglo XIX y que cuenta con más de 180 edificios históricos y atracciones, como un ferrocarril en miniatura y un carrusel.

Norte de Canadá: En Busca de lo Salvaje

Canadá en un mes

Te invitamos a presenciar el territorio más salvaje y desconocido de Canadá en un mes, donde las auroras boreales, osos polares, glaciares, fiordos y tundras, son tus compañeros. 

Para que tu viaje por Canadá en un mes sea inolvidable, ve a Yellowknife, la capital y la ciudad más grande de los Territorios del Noroeste, una región autónoma que ocupa casi un tercio del país. Yellowknife es una ciudad moderna y dinámica, que tiene una gran importancia económica, política y cultural, que te mostrará la vida y la historia de la ciudad y de la región. 

Las auroras boreales, uno de los fenómenos naturales más espectaculares y mágicos del mundo, el Museo del Príncipe de Gales, el más completo de los Territorios del Noroeste que tiene una colección de más de 30.000 objetos, y la Casa de la Legislatura ruegan tu llegada.

En el Parque Nacional Nahanni, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con paisajes de montañas, bosques, ríos, cascadas y cañones, que son el hábitat de una rica fauna y flora, son ideales para hacer rafting por el río Nahanni, el más largo y caudaloso de los Territorios del Noroeste. 

Sobrevuela el Cirque of the Unclimbables, una formación geológica única en el mundo, que consiste en un conjunto de montañas circulares, que rodean un valle y un lago glacial. Allí están las Cataratas Virginia, que se pueden ver desde el aire, en un vuelo en avioneta o en helicóptero.

El Parque Nacional Nááts’ihch’oh, que es un parque nacional al norte del parque nacional Nahanni, que alberga montañas, valles, ríos y lagos, y son el hogar de animales como osos grizzly, lobos, caribúes o águilas. El parque nacional Nááts’ihch’oh es un lugar sagrado para los pueblos indígenas, que lo consideran su hogar desde hace siglos.

Whitehorse, la capital más grande del Territorio del Yukón, es una región autónoma de los Territorios del Noroeste moderna, acogedora, y de gran importancia histórica, cultural y turística. 

Decimos cultural porque en Whitehorse está el Museo de la Fiebre del Oro del Klondike, el museo más grande e importante del Territorio del Yukón, que en su Parque Histórico de la SS Klondike tiene un barco de vapor que se usaba para transportar mercancías y pasajeros por el río Yukón, el último de su clase que se conserva rodeado de un entorno natural y tranquilo.

La planificación y organización de un viaje a Canadá en un mes se tornan cruciales, y es aquí donde el diseño de la travesía cobra relevancia. Adaptar el recorrido a las preferencias y necesidades de cada viajero es imprescindible para que le saques el jugo a todo rincón.

Al cerrar esta inmersión en las maravillas de Canadá en un mes, nos encontramos ante la certeza de haber descubierto un destino que va más allá de las expectativas. Canadá en un mes se presenta como un lienzo diverso en el que la naturaleza, la cultura y la historia convergen para ofrecer una experiencia única que no puede ser resumida sino vivida plenamente.